De cerca – HANS KRUGER – Montreal Estudios

0
1859

Lo primero, y que quede bien claro, es que Hans es un tio cojonudo. Me cae muy bien y no lo puedo evitar. Lo segundo: es un pedazo de crack. Sabe un huevo y parte del otro. Hoy más que un placer es un privilegio tenerlo con nosotros.

Cuéntanos algo de ti mismo. ¿cómo acabas montando un estudio?

 Nací en el 79 y siempre me gustó la música. Ya mis primeros recuerdos los tengo con banda sonora porque mi familia siempre ha tenido mucha afición a la música tanto escuchando como tocando.
De pequeño en el conservatorio y desde la adolescencia tocando en grupos me daba cuenta de que además del contenido me llamaba mucho la atención los diferentes «trajes» que tenían las canciones. Eso me llevó a interesarme sobre esos otros tipos de instrumentos y empecé a grabar las maquetas de mis grupos, las de los amigos y las de los amigos de los amigos por los locales de ensayo. A los 21 años había grabado 4 discos profesionalmente con mis grupos y tenía algunos conceptos básicos de su funcionamiento así que decidí lanzarme a la aventura de convertir esa pasión en mi forma de vida. Desde entonces compaginé el trabajo de estudio con el sonido en directo FOH haciendo giras nacionales e internacionales hasta que hace 5 años, decidí dejar la carretera de forma oficial y centrarme única y exclusivamente a las maravillas que brinda el estudio (matando el gusanillo del directo alguna que otra vez).
• ¿Hoy en día un estudio de grabación da para vivir bien, vivir a secas o malvivir?
Supongo que dependerá del concepto de cada uno. En mi caso personal declino la mayor parte de los ingresos al mantenimiento/adquisición de equipo. Cada vez que termina el día me siento realizado después de haberme empleado al máximo. Con eso y poder llevar el pan a casa, para mi es calidad de vida. Es cierta la disminución de estudios de grabación creados con fines lucrativos como prioridad, hoy en día hay otros negocios que salen más rentables. Pero si que es un poco como las tiendas de cámaras de fotos o relojes, has de tener vocación y no basta con un presupuesto inicial de apertura.

• Debido seguramente a los presupuestos de los músicos en este país estamos acostumbrados a que el dueño del estudio haga de técnico y a la vez de productor en la mayoría de ocasiones. ¿uno puede ser buen técnico y mal productor a la vez o viceversa?

En este y en todo el mundo me atrevería a decir. Casi todos mis productores preferidos hacen de productor y técnico en su propio estudio. Creo que es una situación que se vive a nivel global, no sólo aquí y en mi opinión tiene un lado muy positivo porque el trato es más cercano y familiar. Al igual que en la relación instrumentista/compositor se puede dar que una faceta destaque sobre la otra dependiendo de la necesidad estilística.

 

• ¿en qué consiste la labor del productor exactamente?

La pregunta del millón! En nada más y nada menos que hacer llegar a buen puerto el resultado de su encargo. Dicho encargo puede estar enfocado hacia un resultado más artístico musicalmente, más preciso técnicamente o más rentable económicamente hablando (o parte de ellas, o todas juntas) por ejemplo por citar las más comunes. Para ello deberá saber llevar el flujo de trabajo hacia el camino más adecuado utilizando medios técnicos, humanos y psicológicos (muchas veces lo más importante) disponibles a su alcance. Habrá quienes no se manchen el traje y otros que tengan restos de estaño por la camiseta pudiendo ser ambos buenos productores.

• ¿qué ofrece Montreal Estudios a los músicos exactamente? ¿qué podemos esperar al escoger tu estudio para ir a grabar?

En el estudio básicamente produzco, grabo y mezclo. En ocasiones también hago mastering pero las menos posibles (soy partidario de que ese trabajo lo haga un estudio dedicado). El estudio está en un pequeño pueblo rural a 15min de Pamplona llamado Subiza y tiene un apartamento para el alojamiento de los grupos con todo lo necesario para no pisar la civilización (si se desea) durante el periodo de grabación, aparte de la piscina, ping pong, huerta, barbacoa y muchas actividades lúdicas para sacar máximo rendimiento a la inspiración, tiene un backline que he ido confeccionando a lo largo de estos años con el que me siento muy cómodo tanto por su calidad como por su personalidad. En mi concepto de trabajo están el hardware y software dándose la mano caminando juntos hacia una producción sin prejuicios bailando al son de la música. Puedo decir sobre mi que me gusta meterme en la música para poder aportar algo que la engrandezca, el camino hasta llegar ahí normalmente es una aventura de lo más variopinta que es tan emocionante como la meta misma.

 

• A pesar de que en todas las webs de estudios profesionales se detalla el equipo, personalmente lo que más me interesa a mí es la acústica de sus salas. Háblanos de las tuyas.

Tengo básicamente 3 salas de grabación además del control, una viva de 100m2 con techos de madera de hasta 5m de altura, una seca de poco más de 8m2 y una intermedia de 30m2 con techo de madera, suelo enmoquetado y todas las paredes de cristal, es un invernadero y suena muy especial. Estar grabando y ver en el jardín la piscina o en los días claros los Pirineos nevados no influye directamente en el sonido, pero si en la inspiración. El control son 30m2 y me he esforzado al máximo por tener una escucha plana tanto frente a la mesa como en el sofá trasero. Bajo mi punto de vista, el equipo es importante y la acústica más, pero no dejan de ser las herramientas de un operario. Creo que los músicos deberían interesarse por el resultado de los trabajos más que por las herramientas. A no ser que sea freelance y necesite de unas instalaciones, claro. Muchas veces imagino al pobre músico buscando algo de relevancia entre líneas y líneas de textos repletos de nombres como sacados de un catálogo de tornillos… Es como ir a un restaurante y que en la carta te pusieran qué modelos de fogones y extractores utilizan cuando lo realmente importante está en el plato.

 

• En un home estudio a veces hay equipos de alta gama, exactamente los mismos que en muchos estudios pro, sin embargo el resultado nunca llega a ser el mismo. Sé que la experiencia o conocimientos del técnico pueden ser determinantes, pero personalmente siempre he pensado que la gran diferencia está en que en un home estudio solo hay una sala, que se comparte para grabar y mezclar. Lo normal es acondicionarla para mezclar, así que al grabar allí no termina de sonar…no sé si decir tridimensional. Me refiero a que en mis grabaciones por ejemplo no hay espacio, todo acaba sonando al frente, y siempre he pensado que es porque me veo en la necesidad de microfonear todo de cerca precisamente por tener una mala acústica. ¿piensas que una grabación en un home estudio puede no llegar a sonar nunca tan bien como la de un estudio pro? ¿cuales crees que son los motivos principales?

La acústica cuanto más acorde, mejor! Pero no se derrumba el mundo si no perfecta. Ha habido magníficos discos grabados y mezclados en recintos acústicos que hoy en día la gente calificaría de imposibles. Solo hay que ver fotos de cómo eran los controles en muchos estudios de los 60s donde a veces no llegaban ni a los 10m2 y de ahí salieron joyas (técnicamente hablando, también). Si un coche no tiene frenos ABS no quiere decir que no puedas conducir, tendrás menos precisión en caso de una frenada brusca y habrás de estar más atento a esos puntos. Hombre, creo que en los tiempos que corren, en un home studio se puede llegar a sacar una calidad artística y técnica más que aceptable para ser lo que es. Pero seguramente el mismo ingeniero podrá llegar más lejos haciendo su trabajo en un estudio pro que en un home studio por la misma razón que un piloto de carreras tendrá más posibilidades de hacer una vuelta más rápida en un F1 que en un Corvette. Preferiría ir antes a un home studio con un productor acorde que a un súper estudio con alguien que no conectara con el concepto musical. Has probado a mezclar solo con volúmenes? Se queda un poco «blandiblu» pero tendrás un 3D natural para utilizar de partida.

 

• Los equipos hardware de alta gama en un estudio, ¿son necesarios para sonar mejor o para captar clientes? Me explico: si el negocio no va bien y un estudio reduce su outboard para equiparar gastos y beneficios, está perdiendo uno de sus principales reclamos. El que va a grabar a tu estudio espera ver allí los cacharros más caros y famosos, no quiere verte hacer lo mismo que hacen ellos en su casa, ordenador y cuatro plugins… Con la crisis de la industria discogràfica y la revolución digital parece que la mayoría de estudios comerciales han apostado por ofrecer “lo analógico”, y vender como grandes reclamos el equipo, consolas, grabadoras de cinta, equipo vintage, etc. ¿se podría hacer igual sin tantos cacharros?

Con un equipo de alta gama apropiado va a ser más sencillo el camino y no te voy a negar que es una realidad que la gente se fija en ellos. Lo que importa es el resultado, pero hay más a parte de eso, muchos músicos también buscan la experiencia emotiva de grabar lo más real posible. Que sus canciones vayan y vengan entre cables pasando por los circuitos de aparatos con una historia real. Utilizar instrumentos que el tacto y forma de trabajo de cada uno te evoque unos caminos u otros. Puede ser un cierto lujo similar al de llamar por tfno al servicio de atención al cliente y que te conteste una persona en vez de una máquina, aunque ambas te solucionen el problema. Sin tantos cacharros no se podrá hacer lo mismo, será diferente, ni mejor ni peor.

• Basar un estudio en hardware, ¿responde a una mejor calidad de sonido o a un modo más cómodo de trabajar?

En mi caso me ha ayudado a llegar a una mejor calidad de sonido y a lugares estilísticos que con software no terminaban de emocionarme. La comodidad me la dictará más el proyecto en el que esté trabajando pues usaré unas herramientas u otras en función de las necesidades porque también la rapidez de trabajo que brinda del software me facilita no entorpecer el flujo creativo. Aún así, creo que en el caso de tener acceso a ambos mundos me parece desperdiciar muchas posibilidades el basar un estudio en hardware o en software.

Tienes una máquina de cinta. Una vez me pasaste algunas canciones mías por ella y noté una diferencia. Me gustó. ¿la usas para grabar o para pasarle mezclas o pistas ya grabadas en digital previamente?

Normalmente suelo utilizarla haciendo volcados, subgrupos y en el estéreo de la mezcla sobre lo ya grabado en digital, aunque depende del proyecto porque en algunas ocasiones la he utilizado durante el tracking.

 

• ¿cómo definirías eso que aporta la cinta?

5 en 1: Empaste, compresión, saturación, color y ecualización. Con extras como pitch, echo, chorus y reverse reales y un mueble la mar de bonito.

• ¿y la mesa? ¿trabajas con ella por comodidad o por sonido?

La mesa me aporta más espacio y 3D que el DAW además de una riqueza tímbrica de esas que parece que el sonido se sale del altavoz. La mayoría de las veces mezclo haciendo un híbrido entre hardware y software donde voy haciendo volcados porque si bien esa amplitud sónica en proyectos de 200 pistas (no suenan todas a la vez ni mucho menos) el oído te lo agradece, un recall absoluto te puede ayudar a dormir 8 horas la próxima noche y seguir fresco al día siguiente. Tengo mi forma de trabajo centralizado en la mesa y daw como centro de operaciones. Todo va y viene a través de ella antes de entrar a la computadora y lo mismo al salir tanto en grabación como en mezcla.

 

• ¿qué cosas te gustan más de tu Studer? Háblanos un poco de ella.

Me gusta mucho saturar sus previos, hay un punto justo antes de empezar a notar la distorsión que es muy dulce y el sonido coge más cuerpo. También los suelo utilizar a modo de fuzz encadenando canales. Los graves de la eq son muy elegantes al igual que los compresores. Últimamente también la estoy utilizando para crear reverbs con feedback entre canales y envíos de FX que retornan al mismo punto. Suena muy cósmico! También tiene incorporado un pequeño altavoz que al final se ha ganado un hueco en las escuchas de testeos. Y también que no necesite mantenimiento es de agradecer.

• En los racks de los estudios pro a menudo conviven equipos vintage o basados en diseños de hace muchos años, al lado de otros modernos como los Distressor, por ejemplo, con tecnología radicalmente distinta. A menudo podemos leer en foros de audio a los aficionados hablando de trafos, diseño discreto y demás, y no porque sepan de electrónica, sino porque damos por hecho que todo eso es bueno y que cuando un equipo lo lleva debe sonar bien. Algunas marcas nos lo dejan bien claro en las mismas descripciones de su equipo o en la promoción: lleva transformadores de tal marca, diseño discreto, no lleva chips… Hacen creer a la gente que hay cosas mejores y otras peores en cuanto a tecnología, y normalmente lo vintage sale ganando. Luego llega el Distressor, que no lleva trafos y está petado de chips y todo el mundo encantado, incluso los que tanto valoran “el hierro”. ¿importa lo que lleven dentro los equipos? ¿porqué les importa a muchos?

Soy un poco veleta en ciertos aspectos. Podría decirte que son importantes las tripas de un trasto y también soy de los que les da igual el interior mientras el equipo sea interesante (y encima estaría diciendo lo mismo). Vamos, que supongo que son importantes las tripas dependiendo de lo que se quiera conseguir. Supongo que a muchos les interesará lo que llevan dentro como también les interesa a otros los equipos que hay dentro de un estudio. Una cosa y la otra no dejan de ser eslabones para conseguir un fin.

 

• Todo el mundo en los foros de audio habla de un cacharro. Cada vez que entras a pasar un ratito allí te topas con alguien hablando maravillas de él. Ha habido muchos equipos de moda…Avalon 737, Dav BG1, ahora los 1073… Tú no necesitas más equipo, pero lees y lees y te va picando la curiosidad… ¿compras el equipo porque lo necesitas? ¿cuando te planteas comprar un aparato es porque previamente tienes una necesidad en tu negocio, o haces como los aficionados y a veces compras por capricho?

A veces la única forma de probar, es comprar. Cuando compro siempre es porque creo que voy a usarlo y de vez en cuando por capricho. …O era al revés?.

 ¿has comprado alguna vez equipo para lucirlo en el estudio? Conozco a un profesional que me reconoció que la mesa de mezclas no la usa más que para el talkback y el control de monitores, que todo lo hace en el daw con plugins y no llega a pasar las pistas por la consola, y dice que la tiene porque si no nadie estaría dispuesto a pagar por grabar en un estudio sin consola. Es cierto que la típica imagen que le viene a cua1quiera a la mente al pensar en un estudio de grabación es la consola. Si no hay consola no es un estudio de verdad. Sé que es un tópico, pero…¿hasta qué punto a los clientes les suele importar lo que tenemos o no tenemos en el estudio?

Madre mía, seguramente tenga el control de monitores más caro del mundo!. Yo una vez compré un reloj de pared pero note que nadie le prestaba la más mínima atención así que ni siquiera hizo falta cambiarle la pila en los 10 años restantes. Hay veces que a un cliente le gusta cierto instrumento no común o inaccesible para él, a otro que haya luz natural, otro por ese hierro del que ha oído hablar o porque quiere grabar baterías en una sala viva y otro por el entorno rural, etc, aunque lo normal suele ser porque saben que me encontrarán dentro.

 

• He visto en el listado de equipo que incluyes en tu web que tienes varios clones entre tu hardware. ¿cómo comparas esos clones con los reales? No me refiero a si suenan igual, sino a si tienen un nivel igual de alto. A pesar de ser clones…¿se pueden considerar alta gama?

Estoy muy contento, de Tejuca Audiopro tengo 8 previos Neve EZ1290 y una EQ Pultec EQP1. De Nessie Audio un Neumann U47. Aunque no los he comparado cara a cara con los originales, me transmiten la misma musicalidad de cuando he trabajado con los originales. Yo los considero que están en la misma gama que los originales. Como sabrás, muchas veces en un clon solo cambia el nombre y el envoltorio, por dentro pueden llegar a ser idénticos. Además, hay que apoyar la fabricación nacional!

• Supón que estás mezclando y te encuentras a un aficionado al audio que en su casa seguramente tiene un home estudio. El tipo empieza a recomendarte que no pongas este compresor sino aquel otro, que en vez de esa reverb uses aquella, y así todo el tiempo. ¿le haces caso porque el cliente siempre tiene la razón? ¿le mandas callar? ¿le das de hostias y tiras su cadaver a los cerdos?

Me gusta mucho probar las ideas de la gente aunque a simple vista puedan parecer barbaridades. En ocasiones te llevas gratas sorpresas que si no te sirven en esa situación puede servirte para la próxima, además también puede ser una buena oportunidad de conocer por donde van los gustos de la persona. Cuando grabas a otros productores es normal que propongan algunos de sus trucos por una cuestión estilística. Si la idea entra en el concepto, perfecto!, en caso de no ser así, se dialoga. Al final todo es en pro de la canción.

• ¿y si viene uno y te dice que quiere que le grabes con este previo o micro en vez del otro, por ejemplo, aunque tú pienses que se equivoca?

Seguro que me picaría más la curiosidad de saber el por qué de esa petición. Si luego me da la sensación de no ser una buena opción se lo haría saber.

 

• Un grupo está grabando en tu estudio, dejándose una pasta… Te parecen malos, muy malos. En un momento dado uno de ellos, el líder, te pregunta por tu opinión sobre sus temas o su música. ¿quedas bien o dices la verdad?

Parte de mi trabajo consiste en fomentar la creatividad del músico, le daría mi punto de vista de la forma que mejor ayudara a mejorar las canciones. Ahí ya depende del factor psicológico.

• Menciona la mejor grabación en tu estudio, si es posible, y explica porqué crees que fue la mejor. Hubo un verano que los pájaros estaban acabando con todas las cerezas del cerezo que hay en el jardín. Cada 5 minutos teníamos que salir a dar palmadas para espantarlos así que me grabé unas palmadas para organizarlas aleatoriamente durante una canción de 74 minutos. Grabé el cd, puse la minicadena bajo el árbol, hice un zoom rápido al potenciómetro del volumen mientras lo subía al 11, le di al play y «et voila!». La canción que más cerezas nos ha dado. Como siempre pasa, las del último año siempre parecen menos peores que las anteriores.

 

• ¿alguna grabación que te disgustó especialmente?

Hasta de esas se saca algo bueno y entonces dejan de serlo. Alguna si que ha habido pero ni la recuerdo. Por suerte, mi día a día es similar a bajar al parque

Es todo Hans. Un placer conocerte mejor.

El placer es mío.

 

Podéis saber más de Hans y Montreal estudio visitando su web