Mono Aural – Me voy a Mastering

2
163

Coke Malla, el cantante de los Ronaldos, se iba a Cuenca cuando estaba agobiado, en aquella película. Cada vez que su mundo se derrumbaba, tocaba pirarse allí. A Cada uno le da por algo.

Yo siempre quise irme a Mastering

       Uno de los últimos discos  que grabé y mezclé, se tituló “Las Playas de Invierno

       Aquel, fue un álbum que tuvo que haber Masterizado Greg Calbi en Sterling. Pero una tontería y urgencias de última hora, hicieron que se Masterizara en Madrid, dejando plantada la sesión a Greg. Cosas que pasan.

       Pero si hay algo cachondo y desquiciante en los créditos del disco es una frase que dice: (literal)

               – “Masterizado en Sterling Sound por Bori Alarcon”

       Sin comentario.

       Fue en el verano del 2005, y  aquel fue un Compacto de elevado “por supuesto” , en el que trabajaron  excelentes músicos del panorama nacional e internacional, como Benavent, Barceló, Nieto, Bao, Ventura…., y un largo etcétera.

       Lo recuerdo como algo estupendo.   Estuvimos todo el verano  en PuntaPaloma Estudios, mirando  Africa desde el ventanal del control y la pecera , mientras grabábamos,  y con alguna interrupción entre tomas, para ver pasar, por ejemplo,  a una bandada de ballenas por el estrecho.   Aquel estudio, está en un enclave privilegiado.

       Tiene unas habitaciones, para que el personal se quede allí “a vivir”, durante la grabación.  Y así nos pasamos aquel verano.

       A veces, por las noches, al terminar nuestras sesiones, salíamos a cenar o tomar algo por Tarifa, y nos pasábamos de rosca con la fiesta, y la hora de vuelta. al día siguiente, más de una vez, tuve que dormir la mona en el sofá del estudio, mientras el artista o el músico de turno, pinchaba, haciendo mi trabajo.  Además, tenía la suerte de tener siempre cerca al Maestro Jose Mª Sagrista , que continuamente me sacaba de apuros e incluso me dejaba listo para grabar, sonando a gloria, las sesiones del batería, con multimicrofonía.

       Conservo muchas fotos y algún video de aquella grabación, que mezclé en Madrid, en PKO, en el 1, con la SSL 9mil.

       Una curiosa anécdota en Pecaó , en aquella mezcla, en la que los temas podían tener perfectamente casi 100 pistas, era que solía hacer un tema por la mañana, que remataba al venir de almorzar, y otro por la tarde, que dejaba listo por la noche, y a la mañana siguiente, al entrar al estudio con oído fresco, dábamos el visto bueno.

       Una de esas noches que dejamos un tema complicado listo y sonando perfectamente, ya cansados, nos fuimos a dormir.

       Al regresar  por la mañana, el asistente tenía todo listo y encendido, con la sesión preparada. Cuando le dio al play del protools, sonaba todo a rayos y truenos.  El artista y yo nos mirábamos incrédulos.  ¿Tan “ciegos” estábamos anoche ? -nos preguntábamos-

     Él decía….“Nos han tocado la mesa”…., mientras yo miraba los muchísimos canales de esa enorme 9mil, y veía que todo estaba intacto. (Uno tiene sus “tics”, y veía que los Eqs, faders, dinámica y aux, estaban como solía dejarlos habitualmente ). Estaba seguro de que ahí no habían tocado nada. En la mesa, “veía” mi mezcla, pero sonaba como el orto.

       Mientras me preguntaba qué podría estar pasando, apareció por la puerta, dando los Buenos días, el  director del estudio. Acto seguido nos dijo….“Qué…!!  hoy sonara mucho mejor, no???”

Y entonces, le pregunté

Qué has cambiado, Paco??

Y el me respondió

“Hoy te hemos puesto los convertidores “buenos”

       Llevaba días trabajando con los Apogee Ad8000 SE, que siempre me han gustado.  Y “ese día”, Oscar Clavel los quiso para mezclar algo de Bosé. Así es que le conectaron a Oscar los Apogee al control 2 con la Neve, y a mi me conectaron los Digidesign 192 a la SSL.

        Le dije a Paco que de ninguna manera. Que hiciera el favor de reconectarme los Apogee.  No le ví por la labor, y el asistente (Pablo Aristizabal, habitual del estudio), sacó a Paco del estudio, y le “explicó” el problema: que estábamos en mitad de una mezcla que sonaba “perfecta” la noche anterior, y ahora no sonaba a NADA.  Así es que se vio obligado a reconectar los Apogee a mi mesa…, y de repente la mezcla “apareció” de nuevo, sonando correctamente. Los timbres y los planos, todo en su sitio.

        Otra anécdota que recuerdo de aquel álbum, fue que el artista quería que el Mar sonase durante todo el disco (unos 50 min), sin que fuera un loop. La idea era empezar con el sonido del mar, y los temas  iban sonando, enmascarando,; pero entre tema y tema, en los silencios (o playas) aparecía de nuevo el oleaje y gaviotas, eliminando el silencio entre tema y tema,

       No me parecía correcto tirar de librería, y tampoco creo que encontrase un archivo de 50 minutos, y adecuado.

       Así es que no me quedó otra que agarrar los bruels, la Mbox, el Ibook recién cargado de batería, y en un día sin viento, y con el mar tranquilito, irme a la orilla y pegarme allí dos horas grabando, mientras me mojaba los pies.  Y ese archivo está sonando en el álbum (todo el tiempo).

       Otra de las “particularidades” de aquella mezcla, fue el brutal plano de la voz. La voz está, en ese disco, bastantes dBs por encima de la mezcla. Al artista siempre le parecía que su voz no se oía lo suficiente, y no conseguía convencerle de lo contrario. Tanto discutíamos, que el “encargado” de la compañía, que estaba allí con nosotros,  lo comentó al director del Sello, que se plantó en  Madrid sin avisar a las 7 de la mañana del día siguiente, con cara de pocos amigos. Me despertó y me citó en el estudio, con malas caras. Me dijo (me ordenó) “Pon el disco”, y (yo a su vez), se lo pedí a Pablo, el asistente, que para eso -y mas cosas-  estaba.  Cuando empezaron a sonar las mezclas, pude ver la cara de perplejidad del director artístico del Sello. El artista, ya había hecho acto de presencia en el estudio. Entonces, el director, agarrándome del brazo, me sacó de allí, y me preguntó alarmado:

– Oye, no está DEMASIADO FUERTE la voz ??

       Por supuesto, estaba de acuerdo. Pero estaba cansado y aburrido de discutir con el artista, que además, es mi amigo. Y para colmo, tuve que soportar frases del tipo…

               – “Esto es lo que quiero. Si tu me lo haces, bien. Si no, te vas a casa, y llamo a otro ! “

       Así es que le dije al director de la compañía que no era mi problema. Que -por supuesto- entendía la situación, el problema y hacia lo posible-.  Pero que lo arreglara él y pusiera firme a SU artista.

       Cosa que, por supuesto, no hicieron y ahí está ese álbum, que me gusta, pero que tiene la voz un poco (bastante) fuera.

       Muchas veces, se critica a un técnico, por el sonido de un disco. Pero nadie tiene en cuenta el punto de vista “artístico” de un productor o el mismísimo artista.   Sobre todo, cuando te dicen Haz esto!. Y tu contestas, ok, ok, pero es una burrada. Y ellos dicen. Me da igual. Me gusta así. O me lo haces, o te vas y llamo a otro que lo haga.  Y si encima, el que te lo dice “es amigo tuyo”…, ¿qué haces?  ¿mandarlo al carajo?  (que conste que yo lo hice siempre, pero no os lo aconsejo, a menos que seáis “muy amigo” de la persona a la que mandáis a freír monas.

        El tema es que,  en medio de todo aquello, y enfadado por cómo la situación había llegado a ese punto.me preguntaba una y mil veces:

– Qué hago aquí, en medio de todo esto, si lo mío es Masterizar ??… Me voy a Cuenca!

       Así es que, ahí decidí cerrar el kiosco, para dedicarme exclusivamente a lo que siempre quise hacer:  Mastering, of course.

2 Comentarios

  1. Me ha molado mucho saber el punto en el que decidiste cambiar de la mezcla al mástering,aunque seguro que todavia mezclas cosas alguna vez no?
    Me cuesta imaginar la escena del tio del sello viniendo del quinto coño para poner orden….que al final no puso,y me pregunto por qué.
    Imagino que cuando el artista es puntero ya no se le puede discutir mucho y cuando no es nadie es un mandao.

    Es una pena que el artista,a veces,no tenga esa vision objetiva y te haga hacer cosas que sabes perfectamente que no van a quedar bien.

    Mario me gustaría saber con qué herramientas y en qué situacion empezaste a masterizar,si empezaste con lo justo,o hiciste una inversión cañera desde el principio,como te buscaste la vida,si te sirvieron los contactos que ya tenías y como era el careto de los del gremio cuando les dijiste que ya no mezclabas,que ahora tocaba masterizar :),eso estaría bien.

    • En aquellos años, vendí todo el estudio…, la SSL, y todo el material, los mics, todo. Con el dinero que saquè, lo invertí en Material de primera para Mastering. Así es que arranquè de primeras con buen Arsenal. (Proac, Manley, Weiss, Prism, Lavry, crane song, Maselec…) Con los años fuí cambiando, afinando y mejorando la cadena, logicamente.
      En cuanto a los contactos, venía del mundo del flamenco, Y pensaba que me impondría claramente en este estilo como “Masterizador oficial” en ese estilo.. Nada màs lejos de la realidad. En los últimos 10 años (a excepción de Morente y poco màs) apenas he Masterizado flamenco, y me he situado bien dentro del metal, rock y música indie. No tenía contactos en este sector. (bueno, es mentira, me ayudó mucho a situarme mi amigo y vecino Pacoloco. Creo que èl me colocó en medio de la escena). (Aun me intriga el hecho de no masterizar flamenco.). Con todo, no fueron fàciles mis comienzos. Tardè algunos años en arrancar, y aún hoy voy a “ralentí”.
      De todas formas, Marco, hay que considerar el hecho de que llevaba haciendo Mastering en el estudio, en mi etapa de grabación, “desde siempre”, y ademàs, en las producciones “caras”, tuve la suerte de ir en persona a los mejores estudios de Mastering conocidos. (ya barruntaba la idea, y queria ver in situ el manejo.). De hecho, el diseño de mi sala de Mastering, es una modesta y mala copia, en dimensiones y equipamiento, de la de Greg Calbi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here