Mono Aural – Line Preamps

0
239

Germán Coppini solía cantar una copla que decía  “Malos tiempoooooos, para la liricaaaaaaH….”

       Eso  es lo que está ocurriendo con los previos de linea. Corren malos tiempos para ellos.  Con la proliferación de daws,  ya todo se trabaja dentro del computer, y muy pocos (ya) mezclan en una consola , ya sea analógica, o digital (sniff!).

Gente como nuestro Paco, y una inmensa mayoría, están siempre filosofando acerca de los previos de micro.  Teorizan, y le dan una importancia excesiva, que –en mi opinión- es irrelevante.

En mi etapa de grabación y mezcla, me bastaba con tener un buen previo (o dos iguales), para grabar un disco, toma a toma, con el mismo signal path.   Mi previo, conectado a la salida a un buen eq, conectado a la salida a un buen Comp…., y de ahí a grabar. Pista a pista. Siempre con lo mismo, ajustando en cada caso.  Era más relevante ir cambiando de mic, según  lo que fuéramos a grabar.

No era el único. La mayoría (antes) trabajábamos así. En muchos casos (estudios) ni siquiera existía un previo externo. Se grababa todo con la consola del estudio.

       Y aqui es donde me acuerdo siempre de los previos de linea, los previos de retorno del grabador.

       En más de una ocasion, me fuí moviendo con mi grabación de un estudio a otro, con la sesión de Protools, las cintas, o lo que fuera, para hacer algun recording concreto.  Era muy curioso (a veces una delicia) escuchar tus sesiones (que te conocías de memoria),  en otros previos de linea que no fueran los de tu consola.  De repente, reproducías eso en una Amek, y sonaba “verde”, lo reproducía en una Neve y sonaba “azul”, en una   raindirk o una SSL, sonaba “celeste”…., y cada mesa era una historia y un sonido.

Hubo un tiempo,  (qué tiempos!!) en el que el trabajo nos desbordaba, y tenía 2 estudios!! de grabación funcionando a todo trapo. Éramos 5 técnicos allí empujando eso. Así es que  2 mesas…, y con lo loco que siempre he estado,  cada dos por tres , cambiando de consola, ante la primera oportunidad de adquirir un cacharro mejor. (Antes había un extenso Mercado de segundamano de consolas, y muy buenas oportunidades).

Recuerdo, en cierta ocasion, llevar semanas o meses, escuchando un disco que se estaba grabando en el estudio, y –por circunstancia-  cambiar la mesa, en mitad de todo aquello, y volver a instalar la Trident con la que siempre trabajé (que llevaba algunos años en el “otro” estudio).  Al conectar la Trident en el estudio A, y darle al play al grabador, casi nos caímos de espalda los dos técnicos que allí había (y yo mismo) del subidón sonoro que nos dió. De repente, aquello sonó apabullante, a Gloria. Era “un sonido”, que se nos había olvidado.   Llevábamos un año trabajando con una DR Orion X nuevecita, con auto, que habíamos decidido instalar en lugar de la Trident.  Al año, por circunstancias, vendimos la Orion y compramos la SSL, pero mientras tanto, reinstalamos la Trident.  Y sonaba mil veces mejor (los previos de linea) de aquella vieja y “barata” Trident 16/24 (series 65)  que los de la “moderna” Orion X de Duco de Riijs.

       Ya nadie piensa en la importancia de unos buenos previos de linea de retorno, por razones obvias.

       Pero es una lástima.

       Eso SI que marca diferencias.

Salu2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here