Paco Loco’s Blog – ¿POR QUÉ EN CADA ESTUDIO ME DICEN CÓMO TENGO QUE TOCAR?

0
263

Los que trabajamos en los estudios, la verdad, es que somos un poco lo peor, siempre pensamos que tenemos la clave de cómo hacer las cosas.
La semana pasada estuve grabando un disco a Alfredo González, un cantautor de Asturias, y venía con él Javi, de un grupo que se llama Bueno, para tocar la guitarra y el bajo. Lo cierto fue que, mientras grababa la guitarra, no paré de decirle que tenía que hacer sonar su instrumento y que, para ello, tenía que tocar más fuerte. Hasta que llegó un momento en el que se reveló y me dijo: “Jolín, cada vez que voy a un estudio me dicen lo contrario a lo que tú me dices.” Le respondí: “No sé qué te dicen otros, pero… ¡Que toques más fuerte!”

Su comentario me dio que pensar, por lo que creí oportuno que sería bueno escribir sobre cómo se ha de tocar en el estudio. Tampoco es que vaya a descubrir la pólvora a estas alturas, ya que cada uno de los que nos llamamos técnicos o productores tenemos nuestra manera de llevar a cabo las grabaciones, aunque esto no significa que tengamos la razón; se trata de algo tan sencillo, ni más ni menos, como que a unos nos funcionan unas cosas, mientras que a otros, otras. Desde luego, en lo que a mí se refiere, siempre intento que el instrumento suene bien y que, además, esté bien tocado, para así tener que trabajar lo menos posible en sacar sonido y dedicarlo a otras cosas también importantes.

Hay gente que prefiere grabar en directo o por pistas, o grabar todas las bases primero y luego las guitarras, luego los bajos, etc.

Desde luego, si a alguien le interesa saber cómo me gusta hacerlo a mí pues le tengo que decir que me gusta que se toque fuerte, grabar canción por canción, hacer una entera y cuando está acabada, o casi acabada, pasar a otra, para no tener que volver a la canción constantemente. He descubierto que así me es más cómodo y divertido, no solamente para mí; sino también para el grupo. Al estar todo el mundo involucrado todo el rato, los músicos no se desconectan del estudio, como, por ejemplo, cuando el batería acaba de grabar su parte y luego se aburre porque no tiene nada que hacer. Me gusta trabajar de día más que de noche, porque creo que es cuando se está mas fresco. Eso sí, me encantaría tener un asistente, pero no puedo…

Sé que a otras personas les gustan otras cosas, que no son ni mejores, ni peores; simplemente diferentes.

Que quede claro que cuando estamos en el estudio y les digo cómo deben tocar, no pretendo tocarle las pelotas a los grupos y que, ni mucho menos, intento volverlos locos; sino que, en realidad, lo que pasa es que, por lo menos en mi caso, he aprendido a base errores y al final me voy quedando con lo que mejor me funciona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here