Mono Aural – El Amarillo

3
209

Mono Amarill

Me han dicho que el amarillo, esta maldito, “pa” los artistas….”

Eso dice una famosa copla de mi tierra, de una estupenda chirigota.

Dicen que el amarillo es gafe, porque Moliere se sintió indispuesto en el escenario, estrenando una obra, vestido de amarillo, y ya no salió de esa.

Directo al otro barrio. Desde entonces, se ha considerado gafe al colorcito.

El asunto tiene su gracia, porque los franceses, (cuando voy a trabajar por alli a algun teatro) me cuentan que los españoles estamos chiflados. El color de la mala suerte es el verde. Moliere iba de verde. (Eso dicen ellos).   No es por llevar la contraria a los hijos de los mosqueteros, ni por tirar de rollo patrio, pero creo que se equivocan: un color tan abundante en la naturaleza, como el verde, no puede ser sinónimo de mal rollo ni por asomo. Además, el verde da tranquilidad. Los quirófanos son verdes. Y la mayoria de las plantas…., y el color del mar ( muchas veces). Así que los franceses deben tener bastante poca idea del asunto…, o son daltónicos. El amarillo es el color chungo, y punto pelota.

Y para demostrarlo, voy a contaros una que me pasó, en cierta ocasión en el estudio, allá por los 90.

Monkillo

Tuve la suerte de enganchar uno de esos buenos trabajos, que habitualmente se grababan en superstudios de la capital. Así es que, para mi, fue una sorpresa que un artistazo como aquel, con aquel productor tan famoso y aquellos musicazos, se dignaran a venir a mi modesto estudio de provincias, a terminar la grabación de aquel album.

El disco venía grabado en rollos de cinta, de Magnetofón digital, sistema ProDigi…, y algún carrete venía de un analógico 2” 24 tr de toda la vida. Era una de esas producciones caras que venían de diferentes estudios, y cada uno tenía su sistema de grabación.   A mi me tocó terminar dos o tres temas, y rematar recordings a toda la producción, así es que tendría que meterle mano a todo.

Por aquellas fechas, mi sistema de grabación era el denostado Alesis Adat. Mi estudio era modesto, y era lo que me podía permitir. Tenía 4 ó 5 bichos de esos, que me daban 40 pistas, y les tenía tomada la medida; me desenvolvía bien con “eso”. Los estudios capitalinos, flipaban con el asunto, y no paraban de malmeter con el artista, productor y compañía, diciendo que mi estudio “no era tal”, y que cómo iban a meterse a seguir grabando en un sistema semipro. Por aquel entonces, una producción de estas dejaba dinero al estudio, y la gente lo peleaba mucho. Total, que me llovían guantazos de todos lados.

Por razones obvias, tuve que hacer un transfer de todo el material a mi sistema. De los rollos de ProDigi y de los 24/2”…, todo transferido a mis cintas S-VHS. Aquello fue una historia del copón.   Cuando lo tuvimos todo en adat, estuvimos dos o tres meses dale que te pego al asunto. Cuando todo se terminó, el productor y la compañía, ya tenían elegido de antemano el estudio donde se mezclaría. . Allí tenían de todo:  un sistema digital ProDigi (Otari), y un 24/2” analógico. Así que, había que transferir todo lo que yo grabè de mis cintas de adat S-VHS a los rollos de carrete de los Magnetofones

Las cintas fueron a Madrid, donde se volcarían las pistas que yo grabé,  dejando las originales en los rollos respectivos de cada magnetófono…., con lo que había que sincronizar con codigo de tiempo.

Al parecer, llevaban un dia entero intentando sincronizar el adat con los Magnetos, y no había forma. El Adat no arrancaba, y cuando lo hacía, no se enclavaba. Cada 5 minutos, recibía una llamada desde Madrid, diciendo que el sistema no iba. De fondo, podía escuchar a la gente despotricando y haciendo comentarios del tipo…

Claro, claro…, eso os pasa por grabar con un sistema de mierda en un estudio de mierda…, a ver qué hacemos ahora….”   Y Yo mientras, dando instrucciones telefónicas al asistente, guiándolo paso a paso para sincronizar. El tío hacia todo lo que le decía, pero aquello no iba.

les dije que el Alesis sería mejor o peor,sonaría mejor o peor, pero desde luego, si algo hacía mejor que mucho conocido, era -precísamente- sincronizar con lo que fuera, con el Brc. Manco no era en eso

– Le dije que cambiara el cable de sync. (sospechaba que el cable estaba defectuoso)

– El tipo me dijo que no tenian otro

– Le dije que fueran a comprar uno

– Me dijo que ya habian cerrado y tendrian que esperar hasta mañana

– Yo le dije que mi estudio seria cutre y modesto, pero desde luego, sobraban cables.

– El tipo respondió que “no era problema del cable”, que estaba perfecto.

 

Total, ya eran las 22h, no solucionaban, y el productor, me dijo que el asunto estaba feo, que llevaban desde las 10h, y nada. Todos preocupados. Técnicos “experimentados”, y todos acordaban que el problema era el sistema Alesis, que era una mierda, que aquello no sincronizaba ni de broma…. y “que a quién se le ocurría haber hecho algo así”.

Total, que herido en mi orgullo, a las 22h, me metí en el coche con mis adats, mi BRC, y salí como un cohete para Madrid. Llegué a las 03h de la mañana. El productor me estaba esperando. EL asistente del estudio con él. Los “ingenieros experimentados”, se habían quitado de en medio,  a dormir,  con un gran mosqueo… Y  allí no estaban.

Antes de descargar mis adats del coche, entré en el Control, y eché un vistazo. Vi el BRC sobre la mesa…, con un CABLE AMARILLO de sync.

Cable Amarillo

Y entonces lo vi claro. Sin acercarme ni tocarlo comenté:

-“Es el cable! Me juego lo que sea. ¿A quién  se le ocurre conectar con un cable amarillo?   Te dije por teléfono que ese cable estaba mal.”

   La cosa no estaba para bromas, así que nadie se reía. (Y yo más enfadado aún, despues de la movida y el viajecito). Fui al coche, saqué un simple cable color negro, conecté…, y voilâ ¡ ….funcionó a la primera.

El productor me abrazó, yo mandé al wcstfwczgcg  al asistente, y volví a Cadiz, no sin antes dejar volcadas todas las pistas, perfectamente sincronizadas en aquellos carretes. Pude escuchar al productor llamar a las 4 de la mañana al “ingeniero” titular del estudio y ponerlo vestido de limpio, por ineptitud, y por haber hecho perder a todo el mundo un dia entero, además de los malos rollos, la mala onda, y sinsabores.

Asi que, ya sabeis. Amarillo NO, GRACIAS. La historia, por supuesto, es verídica.

(aunque como dice la copla de mi  tierra, ” … Y ese color, sin embargo, es gloria bendita,para los Cadistas” )

Mono Amar

3 Comentarios

  1. Que curioso. Desde hace años procuro que excepto las mangueras todos mis cables de sala sean amarillos… Precisamente ahora voy a renovar y me he pillado unos metros de yellow para dejar en el cajón los cables negros… jajaja… si me viene alguien supersticioso lo mismo no quiere grabar con esos cables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here