Ortiz Luthiers

6
376

Recientemente he tenido el placer de conocer a Juan Ortiz, un fabricante de micrófonos de cinta de Sevilla.

La verdad es que, como cuando conocí a Moth Sound, ha sido todo un hallazgo y una gratísima sorpresa. Hace poco tiempo desconocía por completo que en España tuviéramos a ambos fabricantes, y solo puedo hablar maravillas de ellos.

Ortiz Luthiers diseñan y fabrican micrófonos de cinta exclusivamente. Son micros con un sonido muy natural.

Sin embargo, al contrario que con Moth Sound, que venden un producto cerrado y concreto, el Moth Mic, Ortiz Luthiers no tiene un catálogo, sino que fabrica micros a medida del cliente.

Esto supuso mi primera sorpresa. Juan habla con el cliente y este pide exactamente lo que necesita y busca. Después se diseña y fabrica el micrófono exactamente según el deseo y necesidad del comprador, que es quien lo va a usar.

Una vez el micro en casa, el cliente lo prueba y si piensa que el micro no responde exactamente como esperaba y necesita algún cambio, lo reenvia a Juan que lo retoca para que quede perfecto y sea lo que el cliente busca.

Increíble.

Vamos, que de comprar un micro made in China fabricado en cadena como churros, al que el fabricante le pone después su logotipo y te lo vende a precio de oro, a que te fabriquen un micro a medida, exactamente según tus especificaciones, a mano, con los mejores materiales, te lo modifiquen si hace falta hasta que te guste, con garantía de por vida en cuanto a componentes, y encima a un precio muchísimo más bajo… pues va un abismo.

En pocas palabras, es un lujazo tener empresas como Ortiz Luthiers, que trabajan bien, que garantizan la satisfacción del cliente y cubren el mantenimiento del producto, lo presentan de forma excelente, y hablan tu idioma, con una amabilidad y tratos exquisitos… De verdad, que no sabemos a veces lo que tenemos.

De hecho, quiero dejar claro que no tengo intereses en esta empresa, ni me han regalado ningún micro ni cobro por decir lo que digo ni por escribir este artículo. Pero realmente he flipado con el trato exquisito por parte de Juan, que me ha mandado dos unidades para probarlas, una de ellas hecha expresamente según mis indicaciones, y he alucinado con la calidad de los micros.

Juan es un encanto, así de claro. Una persona de trato fácil, amable, que sabe muchísimo de lo suyo.

No vive de esto. Lo hace por pasión y por gusto. Es su hobby, como el mío es grabar música. Además de todo lo que sabe tiene herramientas de primera y usa los mejores materiales, porque como decía, lo hace por gusto y lo hace con clase, con esmero y con arte.

Cada micro es exclusivo, único, diferente y especial. No hay dos iguales. Lo hace para tí, para que sea eso que buscas, y te garantiza que lo será.

Eso no lo hacen Royer ni ninguna otra marca. Lo normal es que compremos a ciegas, por lo que nos cuentan o leemos por ahí.

En este caso sabes que será lo que buscas. Sabes que vas a acertar. A ver quien más te ofrece eso.

En la web de Juan tenéis una enorme cantidad de información técnica sobre sus productos.

Trafo 1 500pxAdemás de construir micros de cinta hacen reparaciones y modificaciones. También diseñan y fabrican sus propios transformadores, motores, previos, etc. Como yo soy un ignorante en el tema no entraré en detalles sobre electrónica o diseño que desconozco. Os invito a todos a escribir a Juan para comentar cualquier aspecto técnico. Es un encanto y os atenderá fenomenalmente.

Lo que haré es contaros mi experiencia personal, para que os sirva de referencia.

Fue Jose Maria Sagrista, de los estudios Puntapaloma, el que me habló de Juan. Jose Maria le ha pedido varios micros y me comentó lo contento que estaba con ellos y el buen resultado que le estaban dando.

Escribí a Juan y me dijo que no tiene stock, ya que fabrica por encargo bajo las instrucciones que le da el cliente.

Me ofreció hacerme un micro de prueba y le pedí algo muy concreto y específico. Un micro de cinta cardioide, con bastante detalle, que tuviera bastante presencia en la zona de 2 o 3 khz pero luego tuviera una leve caída sobre 4 o 5 khz para evitar sibilancias en la voz y sonido metálico en la guitarra acústica. A partir de ahí, poco brillo por arriba y un corte de graves importante, sobre 150 hz con pendiente suave, ya que mi idea era que sirviera para guitarras eléctricas, acústicas y voz.

Vamos, casi nada. Eran instrucciones muy específicas y detalladas sobre su respuesta en frecuencia.

Al poco tiempo Juan me mandó fotos de cómo iba el proceso y detalles sobre el micro.

Bosster preamp 2Iba a hacerlo pasivo y me mandaría un previo externo para que la impedancia de entrada del previo de micro no modificase la respuesta en frecuencia natural del micro y además hacía que no necesitase tanta ganancia posteriormente. Estos previos tienen la misma electrónica que los Cloudlifter y Fethead. No tiene ningún componente que modifique la fase, sin condensadores. Está fabricado con Jfets emparejados uno a uno para una buena simetría y bajísimo ruido.

Además incluiría un interruptor para activar el filtro de graves o desactivarlo.

Aquí os muestro algunas fotos del proceso de fabricación que me envió Juan

Toroides

 

Horno secado

Secundarios y caja

 

Mumetal

Motor

Torneado

Prensa caja trafo

 

Mecanizado motor

 

Este es el micro terminado, de cinta pero cardioide y con filtro seleccionable.

P1090180

 

Y un pantallazo de las pruebas que estuvo haciendo Juan al filtro de graves

Pruebas curva graves

 

Un lujo de micro, totalmente artesanal y personalizado. Aunque el aspecto externo es de micro dinámico, toda la electrónica interna es custom made.

Y ahora pasaremos a escucharlo.

En primer lugar os pongo una comparación con un SE Electronic R1.

Es siempre una sola toma, ambos micros muy juntos y conectados a dos previos idénticos, Focusrite Isa.

SE R1

 

Ortiz Luthiers

 

Ahora escuchamos ambos micros con una padereta.

SE R1

 

Ortiz Luthiers

 

La diferencia de tono es bastante evidente, siendo el micro de Juan mucho más abierto en sonido, menos grave y más definido.

 

A continuación viene una comparación con un micro de condensador y gran diafragma, un Oktava MK319. No es una comparación justa porque son micros muy distintos y con diferente diseño, construcción y respuesta, pero es que no tenía otro con quien compararlo. El Oktava es el que uso habitualmente para voz y guitarra acústica.

Lo escuchamos con una pandereta

Oktava

 

Ortiz Luthiers

 

Ahora con una guitarra acústica

Oktava

 

Ortiz Luthiers

 

Y finalmente con voz

Oktava

 

Ortiz Luthiers

 

En guitarra acústica el Oktava tiene un poco más de aire y brillo, y eso me gusta, aunque el de cinta tiene mayor presencia y me gusta también que no suene tan brillante. El Oktava también tiene menos presencia y eso para ese instrumento le va bien si en mezcla queremos dejarlo en segundo plano, mientras que el de Juan se viene más adelante y tiene más carácter.

Para voz prefiero sin duda el micro de cinta. Tiene más presencia sin sonar estridente, y las SSSS están perfectas, no necesitan ningún tipo de De-Esser, mientras que el Oktava tiene un poco de exceso en esa zona.

 

Unos días después Juan me comentó que estaba trabajando en un micro distinto, también de cinta pero con una respuesta bastante diferente. Según sus propias palabras: “Es tipo Royer, con imanes muy grandes, cinta ancha y larga de 2.5 micras, como el R121. Es algo más difícil de mover en frecuencias muy altas, por eso tiene un sonido más gordo y antiguo, pero la sensibilidad es bastante buena por la cantidad de imán. El original era más gordo en graves pero le he colocado un trafo nuevo para equilibrarlo”.

unnamed

 

Tuve la suerte de que me lo enviara para probarlo, así que vamos a escucharlo.

En primer lugar os pongo una comparativa con el micro anterior del mismo Juan.

Con guitarra acústica

Ortiz ribbon cardioide

 

Ortiz tipo Royer

 

Con pandereta

Ortiz ribbon cardioide

 

Ortiz tipo Royer

 

Ahora lo escucharemos con una caja

Ortiz ribbon cardioide

 

Ortiz tipo Royer

 

Queda claro que el tono es completamente distinto. El nuevo micro es mucho menos brillante, más rico en graves, más suave… Para guitarra acústica se queda un poco mate, pero para la pandereta me gusta mucho más. Suena natural, sin estridencias, dulce y definido.

Según me dijo Juan, este micro está indicado especialmente para aéreos de batería, ambientes, percusión, platillos… donde lo que se busque sea precisamente un sonido natural y libre de las típicas estridencias que suelen tener los micros de condensador, la mayoría más brillantes.

Ahora compararemos el nuevo micro de cinta tipo Royer con mi Oktava de condensador. No tengo otras referencias.

Con pandereta

Oktava

 

Ortiz tipo Royer

 

Con guitarra acústica

Oktava

 

Ortiz tipo Royer

 

Desgraciadamente las muestras de audio no son variadas ni muestran el potencial real de los micros. En mi home estudio no tengo posibilidad de grabar una batería acústica ni la mayoría de instrumentos. Me hubiera gustado probar los micros en aereos, ambientes, con vientos, cuerdas, guitarras eléctricas y demás, pero no me es posible.

En cualquier caso espero que las muestras sirvan para que podáis haceros una idea del producto. Creedme, son material de primer nivel.

Para terminar quiero dar las gracias a Juan por prestarme los micros para probarlos. Creo que son material de primera calidad, que suenan increíbles y que es un lujazo poder pedir un micro a medida con la garantía de que si no es lo que esperas te lo vuelve a modificar para que suene como buscas. Es algo que nunca te darán las marcas comerciales. Además de ello, el trato exquisito, amable y atento de Juan. Encima los micros tienen un precio muy asequible, vienen con presentación de lujo (con maleta dura a medida, araña, etc) y sabes que el tuyo es único, que no hay otro igual en el mundo.

Y mira, además hecho en España, que siempre parece que pensemos que lo de fuera es mejor.

Un 10 para Ortiz Luthiers.

Podéis visitar su web para más info. Tienen un montón de información sobre microfonía.

Si queréis contactar con Juan su mail es info@ortizluthiers.com

No os defraudará.

 

6 Comentarios

  1. Chepeau !
    Efectivamente, muchas veces no sabemos lomque tenmos. Estas on las cosas que hay que conocer y apoyar. Y desde ya les auguro mucho exito.

  2. Suculento reportaje.

    Hace poco en Ortiz me repararon y revisaron un RCA 74B. Quedé impresionado tanto por el resultado como por el trato y la guinda del pastel fue el precio… 1/3 de lo que cuesta enviarlo al extranjero 😯 .

    B/B/B

  3. Acabo de recibir hoy un tbone modificado (trafo y cinta) y todavia no doy credito con lo que ha conseguido sacar de este micro el maestro Juan Ortiz. Recomendable al 100%!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here