Vacía tu mente de audio

9
449

A continuación te voy a mostrar unas fotos, quiero que las mires, quiero que las prestes atención, quiero que te imagines tu dentro de la foto, quiero que te sientas dentro, como actor, como fotografo, como el que ha creado ese entorno. Imagínate allí mismo, contemplando el paisaje

 

DSC_0409

 

Quiero que te pares a escuchar la nada, el murmullo del viento, algún pajaro rezagado que busca comida, el crepiteo de la madera de los árboles agitados por el viento.

 

DSC_0364

 

Quiero que sientas el frío, el viento cortante en tu cara, la nieve en tus manos, los primeros rayos de sol que te calientan, la mano de un compañero que te ayuda, el calor de cuando llegas al refugio.

 

DSC_0373

 

Quiero que huelas los arboles, tu propio cuerpo, unas gominolas que llevas en el bolsillo.

 

DSC_0380

 

Quiero que saborees el caldo, el chocolate caliente aquellas frutas que te comes durante la travesía.

 

DSC_0396

 

La capacidad de creación humana, crece enormemente si cuando llegado a un punto problemático, un punto de estancamiento, o simplemente un punto de inflexión, se hace un alto en el camino y se realiza por unas horas, o día, una actividad que rompa la monotonía o rutina. La mente humana, necesita de una o varias desconexiones a lo largo de una tarea larga, extenuante y creativa.

Si te animas a desconectar por un día de la producción en la que estás enfrascado, y decides hacer algo totalmente rompedor con tu día a día, te aseguro, que el día siguiente, vas a ver muchas cosas, que antes no habías visto, y que sin embargo las tenías delante de las narices.

Y si no te animas, pues que le vamos a hacer, intenta al menos meterte en las fotos e ir sintiendo todo lo que te he comentado, a ver si así consigues desconectar un rato del estrés diario.

9 Comentarios

  1. “los primeros rayos de sol que te calientan, la mano de un compañero que te ayuda,el calor de cuando llegas al refugio”
    Ahí hay mamoneo o es cosa mia? jajaj
    .

  2. Gracias. Desde chico sólo soñé con grabar grandes discos y tener un estudio lleno de cosas donde todo fuese felicidad… Por diversas desventuras personales apenas he podido mantenerme vivo en el mundo del audio… aunque orgullosamente el 100% de lo que gano lo hago detrás de mis máquinas. La vida no termina aquí… es verdad… pero honestamente para mi sí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here