Glyn Johns está de moda

14
425

ültimamente todo el mundo me habla de Glyn Johns. Que si Glyn Johns para arriba que si Glyn Jones para abajo, yo he de reconocer que soy un auténtico paleto en esto del audio, y desde luego no tenía ni idea de quien era este señor, pero ya por curiosidad, y por conocer en que se basaba su técnica microfónica de baterías me he puesto a indagar, después de ver un vídeo en el que Caco Refojo explica la técnica de Glyn Jones.

El caso es que según iba leyendo, iban viniendo a mi recuerdos, recuerdos muy desvanecidos, de una vida anterior que yo tuve, y que decidí dejarla de lado, un buen día y que todo quedo ya muy atrás, como si de otra vida se tratase. Si amigo antes de dedicarme a hacer televisión yo fui técnico de sonido como tú, pero desde luego no fui tan importante como Glyn Jones ni he alcanzado tanta fama. Yo no quiero quitarle méritos a este señor, que desde luego ha conseguido los sonidos de batería más crudos que me han gustado de los discos de los 70, y es sin duda un referente, pero me ha dado que pensar: ¿Crees que es Glyn Jones el único que hace buenas tomas de batería con pocos micros?

Mis recuerdos comienzan aquí…hace mucho tiempo, pues casi 14 años, yo era un pipiolo que conseguí una beca en RNE, concretamente en el departamento de grabaciones musicales, fundamentalmente con los conciertos de radio 3 y los conciertos de música clásica y música ligera. Lógicamente cuando haces una beca de este estilo y eres un apasionado de la música, puedes afirmar con rotundidad que eres un tipo feliz, en concreto ese año fue el más divertido de mi vida a nivel laboral, junto al primer año que empece a hacer televisión. El caso es que de esa beca recuerdo pocas muy pocas cosas, pero hay algo que jamás se me olvidará: la extraordinaria capacidad y realismo a la hora de hacer tomas microfónicas estereofónicas. Y siempre he dicho y diré que las mejores tomas estereofónicas las he escuchado de los técnicos de RNE, en concreto de los que grababan música clásica y música ligera (diferenciar de los de los conciertos de radio 3). Esta extraordinaria capacidad la he achacado siempre a tres factores.

1) Llevan toda la vida haciendo tomas estereofónicas, con lo cual cuando un tipo lleva haciendo lo mismo toda su vida, muy patán tiene que ser para no convertirse en un artista de su oficio.
2) No tenían multipistas, es decir tenían un Dat, una Yamaha 01V, y micrófonos. Nada más, esto les obligaba a registrar el sonido en dos pistas, previamente mezclados en la 01V. Por lo tanto ante los recursos que tenían, habían aprendido a solventar las tomas microfónicas con el menor número de micrófonos posibles.
3) Una jornada de trabajo podía consistir en irse al auditorio nacional y montar sus cacharros para proceder a la grabación. Solían ir a las 10 de la mañana, para hacer una grabación a la siete de la tarde, con lo cual, ¿Cuanto tiempo crees que se tarda en montar la 01V, el DAT, los micrófonos y cuatro cables? Acertaste, el resto del tiempo que estaban allí, lo empleaban en probar nuevas configuraciones de captación, nuevas posiciones, etc.. mientras que por ejemplo la orquesta está ensayando. ¿Te imaginas disponer de una orquesta ensayando horas y tener tiempo para probar cosas?.

El caso es que leyendo ahora acerca de la técnica de Glyn Jones, me ha venido unos recuerdos a la cabeza. El día que esta gente me enseñó a microfonear una batería de jazz. Yo en aquel momento, me hallaba mezclando en paralelo, un disco para un guitarrista heavy español, y claro mi concepto era el de un micrófono por cada instrumento de batería. Esta gente me comentó, que las mejores baterías, se graban con pocos micros y lógicamente yo quería verlo, así que un día me invitaron con ellos a una grabación de jazz en una sala. El caso es que ellos me dijeron, “ponte aquí, escucha la batería un rato” así lo hice, sonaba pues como todas, nada especial, ellos colocaron 3 micros, dos overheads y uno al bombo. Enchufaron la 01V en un cuartito que había para RNE y me dijeron “ven aquí y escucha”, y lo que escuche es algo que jamás se me olvidará, sonaba exactamente igual que la batería que yo acaba de escuchar en directo. Se habían mantenido todos los planos sonoros que yo había escuchado, la localización de cada instrumento, era como tener aquella puta batería tocando en el cuarto. Me dijeron “quieres usar esto para rock” y yo asentí, fuimos a la batería de nuevo y pusimos otro micro que cogía parte del charles y de la caja, nos volvimos al cuartito y me dijeron “ya tienes una batería de rock” y ciertamente segun subias y bajabas el fader del ultimo micro y el del bombo conseguías darle el típico soniquete de rock en que bombo, caja, charles, tienen un plano más influyente que el resto de elementos de la batería.

Esta fue la vez que más real y cruda escuche una batería grabada. Yo les comente que de donde habían sacado esa técnica, me dijeron que ya llevaban muchos años empleandola, que era algo que los técnicos de allí ya conocían de hacia mucho tiempo y que la habían conseguido a base de probar y probar. Imagínate antes en RNE había gente especializada en tomas microfónicas, gente cuyo trabajo era colocar cuatro micros, plantar una 01V un DAT y hacer que eso suene toda una coral. Ahora con la reducción de plantillas, nuevos convenios, perdidas de categorías profesionales y demás, ya no se estila el especialista en tomas microfónicas.

En fín, otro oficio más perdido….

14 Comentarios

  1. Buena historia Fourier, y sería una idea cojonudísima encontrar a esa gente… me interesan mucho la experiencia de esos técnicos ya que es el tipo de grabación que más me interesa (y que hago como aficionado). Si haces algún video en esta línea, yo soy fan incondicional.
    Y una vez más gracias por los videos y el curro.

  2. Nunca me gustaron las baterías con muchos micros, siempre con 3 o 4 como mucho…. Es mucho más real y natural… Yo ahora ando grabando a mi grupete de funk y os aseguro que va a ser así y se saca un sonido cojonudo si sabes tratarlo después…..

  3. Lo de G. Jones (con premio y todo) es otro hype más. Otra moda. De repente alguien descubre algo, y todos se apuntan.
    Jaips….

    • pues yo no soy muy “pro” ni entendido de la materia y siempre he usado un micro por cada elemento de la batería. Pero he utilizado la tecnica de G.Jones para grabar baterías para música folck y me ha sorprendido mucho. De hecho se han quedado así en el disco.

  4. Conozco a técnicos de RNE, pues nos suelen grabar todos los viernes para luego emitir en Radio Clásica. Son gente con una experiencia abrumadora, profesionales a tope, con el culo pelao y una capacidad asombrosa para obtener lo mejor con los mínimos recursos.

    Un Neumann como Side y un AKG como Mid, nada más. Con esa técnica (ni micros de refuerzos en solistas, secciones, ni nada de nada: “single point” delante de la orquesta y basta) consiguen un sonido espectacular.

  5. Por cierto, me encanta la historia. Y me recuerda a una de las primeras maquetas (cuando se hacían maquetas) que grabé y mezclé como técnico utilizando 4 ó 5 micros dinámicos, una mesa de directo AEQ, una 4 pistas a casette Fostex y una pletina con Dolby C para el master. Sigue sonando bastante bien, sobre todo las baterías.

  6. Hola! Me he dado de alta por varios motivos. El primero, me encanta esta página. Me parece muy buena en todos los aspectos y con unos contenidos brutales, tanto para profesionales (entre los que me incluyo) y aficionados avanzados. Aprender, aprender y aprender. A todos los niveles. ¡¡Enhorabuena!!

    El segundo, me ha encantado la anécdota de RNE. Me da un poco de envidia, como autónomo no me puedo permitir estar horas probando mientras ensaya una banda. Normalmente tengo que ir a contra reloj, tanto en el estudio como en directo, y hacer pruebas significa no ganar dinero…. aunque hay tiempo libre, por desgracia no se puedo dedicar todo el que quiero a probar cosas nuevas. Por suerte utilizo a mis bandas y mis amigos como conejillos de indias, y ellos encantados 😀

    Es curioso esto de las modas. Hace 10 años mis clientes se enfadaban cuando (por razones artísticas y/o de producción musical) utilizaba la técnica GJ o una sonorización estéreo. “Pon más micros, ¿No?” solía ser lo que decían. Ahora es al revés. Curioso.

    Yo creo que las cosas se han de utilizar independientemente de modas o criterios ajenos a la producción que estás haciendo. Hay estilos y/o grupos en los que meter una sonorización GJ es un suicidio y hay otros que les va como anillo al dedo. Keith Richards dice que no hay mejor manera de sonorizar una batería que con un solo micro. Y creedme, un buen micro de condensador con un buen previo, en una sala que tenga el sonido apropiado y un compresor opto (esto ya por vicio) y alucinas con el sonido que sacas. No hace falta nada más, si es eso lo que buscas. Y ahí es donde está el quid de las cosas, en saber lo que buscas y cómo conseguirlo. Utilizar un micro o 15 es lo de menos.

    Ahora me ha dado por meter dos micros a la caja (top) y sacar uno a un altavoz, sacarlo del estudio (lo tengo en una nave industrial) y grabar la reverb de la nave para crear una mega caja. ¿Se puede hacer esto siempre? Por dios no. Pero para mi banda de post rock instrumental, viene de cojones. Si os apetece, grabamos a finales de mes. Si alguien quiere puedo hacer fotos y mandar samples para que lo veais. XD

    Enhorabuena de nuevo, es un gustazo leer todo lo que escribís.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here