¿Por qué medimos el Decay Time?

0
496

 

No cabe duda de que saber qué es lo que tienes que medir a la hora de analizar tu sala es básico para hacer un buen diagnóstico que te lleve a tomar las decisiones correctas que ayuden a definir qué soluciones tomar.

Prácticamente desde los inicios de la acústica moderna el parámetro por excelencia a medir ha sido el tiempo de reverberación, y es sin lugar a dudas, uno de los parámetros más importantes a la hora de definir la acústica de una sala. Casi todo el mundo sabrá más que de sobra qué nos aporta este parámetro, no obstante, parece apropiado clarificar un poco más que es y para qué sirve.

El tiempo de reverberación de una sala mide el tiempo que un sonido, a una determinada frecuencia, permanece en la misma después de haber sido excitada con dicha frecuencia. Si medimos por cada una de las frecuencias de interés obtenemos un valor numérico para cada una de ellas. Existen numerosas recomendaciones, como las EBU y las ITU, que nos definen que tiempo de reverberación ha de tener nuestra sala en función del volumen y del uso de la misma, no obstante no es este parámetro el que mejor información nos da sobre la sala.

t20

Otro parámetro, sobrevalorado para mi gusto, que tiene gran aceptación es la respuesta en frecuencia. Este parámetro nos indica como nuestro sistema de escucha interacciona con la sala y nos da una imagen de lo que nosotros oímos.

respuesta

En realidad, cuando vemos una gráfica de respuesta en frecuencia lo que estamos viendo es como nuestros monitores responden en campo cercano, ya que lo normal es que el micrófono de medición se sitúe más bien cerca de éstos por lo que obtenemos poca información de si la suena muerta, viva, espaciosa o pequeñita. No obstante, si es cierto que nos permite saber si el punto de escucha que hemos seleccionado es el más correcto o no, es decir, podremos saber si en ese punto donde realizamos la medida estamos en ante el mejor de los casos de la interacción monitores-sala.

Por estos, y otros motivos, el Decay Time es un parámetro que nos ayudará de mejor manera a analizar nuestra sala. Este parámetro es representado mediante el uso de diagramas Waterfall. Dichos diagramas nos representan, en el dominio del tiempo, cual es la respuesta de nuestra sala. Dicho de otra manera, representa el decaimiento de la energía de cada una de las frecuencias que son excitadas en dicha sala tras parar la excitación.

waterfall

Gracias a esto podremos observar fenómenos en baja frecuencia como modos propios de sala que resuenan tras parar la excitación de ésta, o flutter echos  en alta frecuencia.

En una sala que no esté tratada o  que esté mal tratada veremos como toda, o la mayoría de las frecuencias permanecen resonando en mayor o menor medida. Un ejemplo típico es aquella sala en la que se ha tratado todas las paredes con espuma absorbente. Sin duda el sonido será muy apagado pero con una gran bola de graves, lo que provocará que no tengamos una escucha clara. En este tipo de salas la inteligibilidad de la palabra será muy pobre debido a que ésta se sitúa en las frecuencias más altas.

Por otro lado, una sala sin tratar sonará también poco clara ya que los eventos sonoros de corta duración que se estén reproduciendo quedarán enmascarados por las resonancias de la sala, es decir, por ejemplo el bombo o la caja no sonarán bien definidos.

Controlar el Decay Time en salas 5.1 es importante para tener unos diálogos claros y que subwoofer tenga unos graves claros y potentes. De igual manera conseguiremos que la percepción de cada una de las fuentes sea clara, teniendo así una buena imagen espacial.

Por otro lado, en salas de escucha estéreo conseguirán una percepción más clara de los altavoces teniendo clara la procedencia del sonido y recogiendo y escuchando perfectamente la cola del sonido de los platos de la batería o el final de una pieza de guitarra.

Por el contrario, cuando no tenemos una sala correctamente acondicionada trataremos de solucionar estas deficiencias mediante la ecualización, comprensión, efectos o el inserto en nuestra cadena de sonido de elementos como las puertas de ruido. Cuanto más procesemos la señal más naturalidad perderá y el sonido será, por tanto, mucho más pobre. Muchas veces en el sonido, y en la vida, menos es más.

En las dos últimas gráficas podemos ver una comparativa de una sala tratada y otra sin tratar

decay_article_before

decay_article_after

Se puede ver claramente como en 70 Hz y en 34 Hz la reducción de los tiempos de decaimiento de las ondas es llamativa, así como, en ciertas frecuencias por encima de 70 Hz. Con esto, la escucha en graves estará mucho más compensada sin bolas que ensucien el sonido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here