¿Por qué no deberías poner tus monitores encima del puente de vúmetros?

6
344

Esta es una noche de esas de verano en las que puedes escuchar música en la calle. Hace calor, así que es una buena noche para estar en la terracita con un tinto de verano. Sin embargo hay algo que no me deja estar plenamente feliz disfrutando de la música, mi terraza y mi tinto de verano, y es las fotos que he visto a mediodía de un estudio, con una pila de monitores de campo cercano apiñados encima del puente de vúmetros.

La sensación que me causó el ver esta foto es similar a la que sucede cuando el médico, mientras se está colocando el guante de latex te dice, “desvistase e inclinese sobre la camilla”. Sabes que algo bueno no puede pasar ahí. Esa misma sensación es la que me produce cuando veo los monitores colocados encima del puente de vúmetros.

¿Pero de dónde viene esta forma de colocar los monitores encima del puente de vúmetros? Sinceramente no lo se, podría ser perfectamente un caso similar a cuando aparecieron las NS10 en una foto, cuando estaban finalizando una de las producciones de Michael Jackson. Creo que esta historia la conocemos todos, así que la voy a saltar. ¿Podría ser que alguien no tuviese sitio donde colocar los monitores, los puso allí y las fotos y la estupidez humana hicieron el resto? Podría ser…

El caso es que si crees que colocar encima del puente de vúmetros es buena idea, quizás también eres de los que pensaron que invertir en forum filatélico podría hacerte rico. El puente de vúmetros es una de las zonas donde esta prohibidísimo poner unos altavoces, por las razones que contaré más tarde, pero que por desgracia, es donde más los ha colocado la gente. ¿Significa esto que todos los discos mezclados con el monitor ahí encima están mal?. Bueno este es un tema complicado que yo no me atrevería a juzgar. Mal desde luego que no, pero quizás los resultados hubiesen sido diferentes.

¿Qué razón hay por la que los monitores de campo cercano se siguen poniendo en muchos casos ahí? La única razón que se me ocurre a día de hoy es debido al refuerzo en graves que se produce. Generalmente los monitores de campo cercano, no tienen woofers más grandes de 8” con lo cual el obtener una respuesta en graves generosa es complicado, aun con el uso de recintos con bass reflex. Sin embargo esta posición, justo encima de la mesa de mezclas (superficie dura y reflectante) crea una zona con un aumento de graves de forma natural, ayudando a la gente a tener una falsa sensación de monitores más grandes ya sea en volumen de la caja o en tamaño del cono (casi me traiciona el corrector)

 

Existen principalmente dos razones por las cuales montar los altavoces en esa posición es una gran cagada

  • Porqué la inclusión de la mesa en los aledaños de los altavoces varía radicalmente el campo sonoro en las inmediaciones de la misma.
  • Por la transmisión de las vibraciones a la estructura.

 

Modificación del campo sonoro:

La posición que ocupan los altavoces encima de la mesa, provoca unas primeras reflexiones que nos alcanzan de una forma considerable, siendo estas reflexiones las que marcarán principalmente la escucha del oyente detrás del mezclador. Tu puedes tener una sala de Sam Toyoshima de la hostia, pero como se te ocurra poner las escuchas encima del puente, la has jodido. Por muy buena acústica que tengas, el campo sonoro predominante en tu zona de escucha (detrás del mezclador) vendrá impuesta por la inclusión de una superficie dura entre la fuente y el receptor.

¿No te lo crees? Haz el siguiente experimento, arrímate a la pared y comienza a hablar al lado de ella. Joder eres todo un hombreton!!. Ahora separaté y vete al centro de tu sala y habla, ya no suenas tan macho alfa ehhh. Efectivamente la pared ha actuado como un sistema natural de refuerzo de graves. El mismo efecto pasa con la mesa y los altavoces. La identidad acústica de la sala se pierde completamente pasando a estar dominada por la interacción entre los altavoces y la mesa de mezclas. Que pena ver estudios que han costado miles de euros en tener una buena acústica, como lo joden colocando los monitores encima de los vúmetros.

 

Transmisión de vibraciones

Cuando alguien quiere estudiar temas acerca del control de ruido, sabe que el ruido se clasifica como ruido aéreo y ruido de impacto, siendo el primero el que se transmite por el aire, y el segundo por las estructuras, como consecuencia de una transmisión directa sobre las estructuras. El ruido aéreo es un ruido que es relativamente fácil de tratar, el ruido de impacto es bastante complicado, puesto que una vez que la vibración se ha introducido en la estructura ya no hay nada que hacer. En el ruido aéreo, un porcentaje muy bajo de la energía radiada, alcanza la estructura y penetra en ella, debido a que el aire al tener una masa muy pequeña en comparación a la estructura, le cuesta mucho acoplar esa energía. Sin embargo si yo pego un martillazo en la pared, la energía transferida es muy alta, debido a que la masa del martillo ya es considerable y el acoplamiento es directo.

Puedes hacer el siguiente experimento, golpea con un martillo un ladrillo que estés sujetando en la mano en mitad de una habitación, y que otra persona en la habitación de al lado te diga cuánto ha escuchado del martillazo. Ahora vete a la pared y pégale directamente el martillazo al ladrillo de la pared, a ver que es lo que piensa tu vecino. En ambos casos se ha golpeado un ladrillo, pero mientras que en el primer caso el ruido es de tipo aéreo, en el segundo caso es de tipo impacto, las cosas no son iguales…

Una de las cosas que más obsesionaban a Tom Hidley era el control de la energía acústica para frecuencias muy bajas (sus salas infrasónicas de 10 Hz), que nunca había llegado a conseguir, hasta que se dio cuenta de que parte de esa energía era producida por las vibraciones de los altavoces que se transmitían a la estructura. De esta forma Tom colocó los altavoces sobre unos sistemas con unas masas muy grandes, consiguiendo de esta forma minimizar las vibraciones. ¿Cómo lo consiguió? Muy fácil, colocó alrededor de los altavoces, elementos con una gran masa e inercia (encastró los monitores en estructuras rodeadas de cemento y piedra), que eran reacios a moverse por las vibraciones de los altavoces.

Las vibraciones de los altavoces es imprescindibles tenerlas controladas para que no se transmitan a la estructura y esta empiece a radiar en otros puntos, donde desde luego pueden ser muy inoportunos, por ejemplo en casa de tu vecino, que curiosamente es juez.

Cuando tu montas tus altavoces encima del puente, no existe ningun elemento que esté controlando sus vibraciones, y las mismas se transmitirán a la mesa, al suelo y por toda la estructura. Con un poco de suerte si tienes la sala totalmente flotada, no saldrán de ahí, pero determinados elementos de tu estudio podrán empezar a vibrar y radiar energía que se ha transmitido de los altavoces a la mesa y desde allí a todas las inmediaciones. Así que lo mismo esa lámpara tan bonita de lava empieza a moverse sola.

Hace muchos años, la empresa Auralex, gran empresa si viviésemos en el mundo de los 300 Hz, sacó unas espumitas que se colocaban debajo de los altavoces. Bien estas espumas trataban de flotar, desacoplar, llámalo como quieras, los altavoces del puente de vúmetros. Sin embargo la realidad es que como todos los productos de Auralex, no valen para bajas frecuencias. El sistema de Auralex se basa en un clásico sistema de masa resorte en el que la frecuencia de resonancia está determinado por la masa del altavoz y por la rigidez del material de Auralex. Lógicamente, la masa de un altavoz de campo cercano, no es que sea una barbaridad, y bueno la rigidez del material de Auralex la desconozco. En principio me podría aventurar a pensar, sin conocer la rigidez del mismo, que dada la masa del altavoz va a ser un poco complicado desacoplar esas vibraciones para bajas frecuencias por sí solo.

 

¿Dónde coloco entonces mis monitores de campo cercano?

Supuestamente la posición  idonea es justamente pegados a la pared, sí, ya lo se, vas a tener un refuerzo de graves de al menos 6 dB, pero si lo compensas justo con los filtros que casi todos los monitores de campo cercano poseen,  te vas a garantizar que todas las reflexiones que provengan de la pared de los altavoces, estarán en fase con lo que sale de ellos. De hecho más que hablar de reflexiones traseras es más correcto hablar de una radiación hemiesférica, eliminando por tanto las tan temibles reflexiones que provienen de la pared posterior a los altavoces.

En este momento me gustaría comentar algo respecto al tema de ecualización para solventar la respuesta en frecuencia medida en la sala. Se ha escrito mucho acerca de si se puede usar o no se puede usar ecualización en los monitores para solventar problemas acústicos. Bueno la respuesta es un sí y un no. Es un tema complejo, pero voy a resumírtelo con una simple receta que sin saber mucho del tema, vas a poder saber cuando puedes ecualizar y cuando no. Tu podrás ecualizar tus altavoces, cuando el problema sea igual para toda la sala o dicho de otra forma cuando la alteración no se produzca como la interacción entre las ondas sonoras directas provenientes del altavoz y las ondas reflejadas provenientes del recinto. En el caso de colocar el altavoz pegado a la pared, el problema no es un problema por la acústica de la sala, sino porque estás confinando la radiación del altavoz para que solo se produzca hacia el frente, es como si estuvieses variando su diagrama polar, en este caso sí podrás ecualizar. Sin embargo , tú no podrás ecualizar tus altavoz, cuando el problema sea debido a la interacción entre la acústica de la sala y el altavoz, como consecuencia de reflexiones de la sala que se suman con la señal directa transcurrido un determinado tiempo.

Mientras que en el primer caso digamos que la suma de la parte radiada por delante y la reflexión que proviene de la pared de atrás, se suman casi instantáneamente, en el segundo caso, la interacción es entre la onda actual y las ondas acústicas reflejadas por la sala que proviene de tiempos anteriores, y que no están correlacionados. En el primer caso, se solventa un problema que es el mismo para cualquier punto de la sala (aumento de 6 dB en graves generalizado en toda la sala) y en el segundo caso solo se solventa la respuesta en el punto que se está midiendo. En el primer caso si puedes usar los filtros del altavoz, en el segundo no.

En cualquier caso los monitores de campo cercano, deberían estar cerca de tu escucha, pero siempre por detrás de la mesa. No existe una posición de receta, tendrás que ir probando tú, a colocar los altavoces e irlos moviendo de delante a atrás hasta donde la escucha sea lo más satisfactoria. En algunos puntos notarás que los graves se acentúan, cuando coloques los altavoces en un antinodo, y en otras posiciones notarás que disminuyen cuando coincida con un nodo. En estos casos no trates de solventarlo con los filtros del altavoz, es mejor que intentes tratar tu sala o en su defecto encontrar un punto en el cual los daños colaterales sean los menores posibles.

 

¿Como tratar las vibraciones de los altavoces?

Este es el último tema que voy a tratar ya que hablaré más extensamente en una segunda entrega en donde os comentaré cómo aislar los altavoces de tu recinto. Aun no es el momento, como todo en la vida llegará. Pero lo que sí que puedo ir haciendo es adelantar lo que se esconde detrás de esta idea, para que vayáis ya pensando en ello.

El concepto que hay detrás del aislamiento de los altavoces es como no podría ser de otra forma, el de nuestro buen amigo del sistema de la masa-resorte, en donde el altavoz actúa como la masa y el sistema sobre el que se monta o flota, es el resorte.

Digamos que a modo de resumen se montaría los altavoces, sobre unos soportes de madera o en su defecto sobre unos de esos de tubos metálicos que se emplean en hifi. Mientras que los primeros son ideales porque la madera ya es un primer absorbente, los segundos están muy bien porque el metal pesa más que la madera y porque estos tubos admiten el poder llenarlo con piedrecitas. Un conjunto formado por un altavoz de campo cercano de unos 20 Kg, y un soporte metálico lleno de piedrecitas, fácilmente alcanza los 40 Kg, lo cual ya hemos incrementado la masa en nuestra fórmula considerablemente.

Después se flota el conjunto de altavoces + soporte del suelo, mediante unos resortes o bien algun tipo de material de poliuretano expandido como puede ser el copopren. Las ventajas del primero es que todos sus valores nominales de rigidez están tabulados, y existen gran cantidad de resortes para elegir, en contraposición son un poco más inestables y tienen que soportar más peso por centímetro cuadrado. Los segundos son fáciles de conseguir y baratos, pero a cambio, no se suele dar los valores tabulados, siendo el hecho de jugar con diferentes densidades y poner dos capas (una encima de otra) con la misma o con diferentes densidades, la que marque el margen de frecuencias a aislar.

 

Un apunte, el truco que te he contado de añadir masa para bajar la frecuencia de resonancia, funciona si no tocas los resortes sobre los que lo has montado. En el caso de que los toques porque te has pasado añadiendo masa y necesites unos resortes de mayor rigidez, entonces lo que estás ganando por un lado lo pierdes por otro. En cualquier caso, el que el sistema tenga una buena masa, limita el movimiento del mismo, ayudando de esta forma a mejorar el aislamiento. Esto ya lo explicare otro día más largo y tendido.

Con este sistema tan sencillo, ya hemos creado un sistema masa-resorte como el comentado anteriormente, desacoplando los altavoces de la estructura. Hemos creado un primer sistema de control de vibraciones.

Hala ya puedes disfrutar de tu tinto de verano.

 

6 Comentarios

    • La segunda parte ira para largo, primero tengo que terminar la acústica de mi estudio y después me meteré con los altavoces. Básicamente en la entrada os mostrare como he hecho yo para aislar mis altavoces, la mejor forma de entender estas cosas es poner un ejemplo practico en el que se detallen todos los pasos a seguir

    • Gracias, pero más que convertirme en un hacha, lo que me gustaría es que la gente poco a poco tuviese conciencia de la importancia de la acústica, y en lugar de ir a los estudios a sacarse las fotos con las típicas mesas, se acercasen a las paredes y las tocasen, intentasen adivinar que sistemas se han usado, preguntasen por los mismos….

      Simplemente con eso ya habría cumplido mi objetivo cuando trato temas de acústica en mi blog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here