Análisis de Sonimus SonEq Pro

2
1308

Este es uno de mis ecualizadores favoritos. Tiene todo lo que necesito y suena fantástico.
Esta es la versión pro (de pago) del plugin gratuito SonEq, que ya era un Eq bastante notable.
La versión Pro añade una segunda banda de medios y algunas funciones extra muy molonas.
Este Eq realmente es un híbrido de los tres Eqs más famosos de la historia del audio: el Pultec, el Api 550 y el Neve 1073.
Vale la pena echar un ojo para ver lo que hace y cómo para comprenderlo mejor.

Primero la pega, lo que no me acaba de gustar: no es posible eliminar la distorsión armónica añadida. Es decir, aunque tengamos el control de Drive al mínimo solo con insertar el Eq ya añade armónicos, sin un interruptor para apagarlos y dejar el Eq en modo limpio.

 

Tampoco vamos a hacer un drama de esto. No pretende ser un Eq limpio sino con carácter.
Al aumentar el nivel del control Drive aumenta el contenido armónico.

¿Y afecta a la frecuencia la adición de armónicos?
Pues sí, pero no como sería de esperar. En un Eq analógico, y más aun en los diseños antiguos, el nivel de entrada de la señal afecta a la distorsión que agregará el aparato y esta modifica sensiblemente las curvas, pero no siempre del mismo modo, variará según el ajuste y el nivel al que estemos trabajando. No será lo mismo entrar alto al cacharro que entrar a un nivel más moderado, por ejemplo.
El SonEq Pro siempre responde igual, lo cual no pasaría en el mundo analógico.
Al subir el Drive aumentan los graves por la cara, sin importar si estamos haciendo ajustes o cuales sean estos ni tampoco influye en absoluto el nivel de entrada de la señal.

 

Así que ya tenemos el primer tip para ajustar el plugin. El Drive siempre al mínimo y como si no estuviera, ya que modifica el contenido en frecuencias bajas. Si estamos ecualizando una voz o una guitarra acústica, este aumento de graves le va a sentar a la pista como una patada a los cojones. Si queremos graves ya tenemos el control de graves. Y para evitar efectos innecesarios que muchas veces van a empeorar el resultado esperado, pues el Drive como si no existiera. De hecho mejor que no estuviera visto lo que hace.

Vamos a las bandas.
A la parte izquierda tenemos 2 ajustes de graves, sacado del diseño del Pultec. Por un lado aumentamos y por otro disminuimos. El aumento es shelf mientras que la atenuación es campana. Así podemos lograr el llamado «Pultec trick» que sienta de fábula para bombos, toms y algunos bajos. Aumentamos los graves profundos al mismo tiempo que recortamos los medios-graves. Este efecto suena especial, el grave suena bonito y redondo pero ojo porque se pierde muchísimo cuerpo. Al principio suele dar efecto WOW pero luego a veces es mejor comedirse un poco.

 

Por suerte se incluye una opción para el aumento de graves tenga forma de campana, de forma que podemos usarlo tipo las Eqs de SSL de toda la vida.
Si pasamos del control de atenuación de graves cuidado con el shelf, ya que el Pultec realmente afecta a frecuencias más altas de las que señala. Incluso seleccionando la opción de 20hz vemos que la curva es tan extremadamente ancha que se nos va hasta la zona de medios. Para mí es un shelf de graves poco usable, ya que si quiero realzar por ejemplo en 60hz no quiero que la curva llegue hasta 2khz, quiero solo que afecte a aquella pequeña franja que he seleccionado.
Esta es mi segunda pega para el plugin, que el grave es tan Pultec que me resulta muy poco usable. De hecho no lo uso jamás por lo poco preciso que es debido a lo anchura del shelf o curva.
Como vemos, la curva de graves es redondita y suave, lo que se traduce en un sonido muy dulce, pero abarca un rango de frecuencias enorme y eso hace que en muchos casos acabe resultando imprecisa.

 

Lo mejor llega en las dos bandas de medios. Aquí es donde el plugin se gana el jornal.
La primera tiene curvas estrechas o estrechísimas, dependiendo de si damos al control HI Q. En posición normal recuerda mucho a las curvas de campana del Api 550

 

La segunda es anchísima, tipo Neve 1073.

 

Esto nos permite usar una u otra según o que busquemos. Ambas suenan muy distintas. Un puntazo. Para estas cosas sirve ver los gráficos.

Por último tenemos un shelf en agudos tipo Neve 1073 pero con cuatro frecuencias seleccionables. Es una curva muy suave y dulce. El agudo suena fantástico, sobretodo en las frecuencias altas, añadiendo aire o sheen a voces, platos, baterías, o mezclas completas.
También incluye un control para que el shelf de agudos sea atenuación en lugar de adición. La curva en este caso es muy similar al LoPass que incluye el plugin por no decir que es la misma.

 

Por último el otro punto fuerte: los controles de corte de graves y agudos. Solo con estos dos ya podemos casi dejar ecualizada cualquier pista.
El corte de graves tiene una pendiente más pronunciada mientras que el de agudos la tiene más suave y progresiva, tipo shelf.

 

En definitiva, un Eq cojonudo que lo tiene casi todo.
Yo siempre uso este como primera opción en casi todas las pistas.
Excepto en la voz, que a veces quiero un control mayor y más preciso de algunas bandas o el bajo, donde a veces busco un grave más controlado, siempre tiro de SonEq para el 90% del proyecto. Además no chupa casi nada y suena de la hostia.
Con un control de graves más preciso, tipo 1073 que tiene mis graves favoritos del mundo mundial, y la posibilidad de quitar la distorsión, sería mi Eq favorito junto con Equilibrium, aunque aquel chupa 30 veces lo que SonEq. La combinación de ambos es lo ideal en mi caso. Pongo SonEq para casi todo y para mezcla, voz y bajo me voy con el otro.
Probadlo.

2 Comentarios

    • Hola Javi, la parte de las pruebas de los plugins y equipos las hacía Paco. Paco hace tiempo que ya no está por la página. No se si en otros foros de audio, puedes encontrar la información que necesitas, quizás en Gearslutz, o en Hispasonic.

      Saludos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.