Análisis de Izotope Ozone 6 Advanced

6
3359

Recientemente apareció en el mercado Ozone 6, la nueva versión del todopoderoso Ozone 5, que hasta hoy había sido la referencia en cuanto a suites de mastering en software.

Hubo (y aun hay) gran controversia en los foros color morado sobre si esta versión 6 superaba o no a la anterior. Muchos afirman que la ven como un paso atrás, debido principalmente a que algunas de las funciones de la versión 5 ya no aparecen y han sido sustituidos por otras. Entre esas funciones encontramos principalmente la reverb, que estaba en Ozone 5 y en el 6 ya no está disponible.

A ver, no es que yo sea precisamente un profesional del mastering, pero…¿reverb en una suite para masterizar? ¿¿WTF???!! ¿Y quien quiere reverb en un software así?

Yo he pasado apenas unas pocas horas con el Ozone 6 y digo que le da mil patadas al 5 sin despeinarse. Está todo, y con innumerables mejoras, además es más atractivo visualmente, más intuitivo a la hora de trabajar y he conseguido en mis pruebas mejores resultados que con el anterior, así que olvidaros de la reverb. ¿quien la necesita en un soft de este tipo?

Ozone 6 estrena interfaz. Mucho más bonita, mucho más grande, mucho más intuitiva y se trabaja mejor y más a gusto.

Otra mejora… trae versión standalone. Ya no necesitas insertarlo como plugin en un daw o requerir programas como Wavelab. Es en sí mismo un todo-en-uno… importas, exportas, guardas…Solo por eso para mí ya vale la pena.

El caso es que hacer un análisis de un sofware así en principio es complicado. Bueno, más que complicado es largo, porque trae opciones para aburrirse. No te las acabas nunca. Son 89 páginas de manual, y prometo que no se explayan en nada, solamente las van enumerando y te comentan brevemente para qué sirve cada función. Yo no puedo contaros todo lo que trae, pero me pararé en los aspectos más importantes o que a mí me han llamado la atención.

Izotope está a la vanguardia del desarrollo de software para audio. Yo soy muy fan, lo reconozco. No trae interfaces con aspecto vintage ni gilipolleces de estas. Te ofrece siempre lo mejor. Las herramientas más modernas, sofisticadas y completas del mundo. Al usar sus productos siempre celebro que estemos en el siglo 21 y que la revolución digital nos haya traido tantas posibilidades de procesamiento en cuestión de audio. Neve, Pultec, Api… molan, vale, pero Ozone te entrega un poderío acojonante con el que vas a poder hacer lo que quieras, sin límite.

Vamos con los detalles.

Al contrario que Ozone 5, esta nueva versión no trae los procesadores ya encadenados y fijos, sino que podemos poner los que queramos y alterar su orden libremente solo con arrastrar cada uno al sitio que prefiramos.

modulos

 

Los procesadores vienen separados, en forma de plugins, o todos juntos en forma de suite. Este último formato es el que nos permite trabajar en modo standalone o dentro del daw.

standalone

 

Como siempre encontramos un montón de opciones para customizar el software según nuestra forma de trabajar.

opciones

Empecemos haciendo un repaso a la Eq.

Tiene 8 bandas, con filtros, campanas o shelfs seleccionables en cada una de ellas. Al activar cada banda aparece una barra horizontal desde la cual fijamos el ancho de la campana. Por tanto todos los ajustes podemos hacerlos con arrastres de ratón, de forma sencilla y rápida.

 

La Eq suena increible. Te da la sensación de que no puedes hacerla sonar mal. Me recuerda mucho a la Equilibrium de DMG. Permite seleccionar entre modo «analog» y «digital». El modo analógico no produce distorsión armónica, cosa bastante habitual cuando se implementa esta opción. No hay grandes diferencias entre ambos modos. El analógico siempre es un poco más ancho y las curvas tienden a ser más redondas con codos menos pronunciados. No se van mucho las digitales. Esta función no aporta gran cosa.

Si clickamos con el botón izquierdo del ratón con ALT pulsado hacemos que se escuche solamente la zona que abarca el puntero del ratón.

escoltar en solo amb alt + mouse left

Moviendo el ratón escuchamos distintas zonas del espectro en modo «solo». Esta función es fantástica, ya que nos permite encontrar la zona buscada con mucha facilidad. Pongamos que quiero realzar solamente el bombo. Con este modo voy moviendo el ratón hasta dar con su frecuencia fundamental, y de ese modo sé donde he de realzar o atenuar. Así he probado a realzar el grosor de la caja, el kick del bombo, reducir el seseo de la voz, el brillo de la caja, etc. Muy útil para ajustar la Eq.

También encontramos la posibilidad de matchear ajustes de Eq respecto a otras músicas.

matching Eq

 

Tenemos la opción de cargar una pista de audio y pedirle que la analice para aplicar los ajustes necesarios a la nuestra para que espectralmente sean similares. Esto puede ser útil para casos donde busquemos, por ejemplo, el tono vintage de ciertos discos antiguos donde quizá hay caída en los extremos, recortes de graves o brillo, o donde el tono en general sea el que buscamos para nuestro master.

Para terminar con la Eq solo queda añadir que puede usarse en modo stereo o mid-side, al igual que el compresor y el excitador.

Vamos con el módulo de dinámica formado por un compresor-limitador multibanda.


comp limit

El compresor, como ya sucedía con el Alloy 2 revisado aquí previamente, tiene más distorsión de la esperada. Con apenas tocarlo se dispara el Thd, incluso con settings bastante conservadores.

Aun así cumple perfectamente con su cometido. Las bandas pueden ajustarse por separado, podemos afinar el crossover a nuestro gusto y jugar con el control wet/dry. Tenemos dos umbrales para el compresor y el limitador, que además tienen ajustes completamente separados.

El procesador donde más me he parado ha sido el excitador.

excitador 1

En esta versión trae varios modos distintos: Tube, Retro, Tape, Triode y Dual Triode. En la revisión del Alloy 2 vimos como la respuesta frecuencial no variaba entre los distintos modos y solo lo hacía la estructura armónica. En el Ozone 6 sí hay modificación frecuencial además de armónica. Vamos a echarle un ojo a los distintos modos.

excitador 2

 

excitador 4

excitador 3

excitador 6

excitador 7

excitador 5

 

Y como ya comenté, en cada modo la estructura armónica es diferente, en unas predominan los impares, unas son más cortas y otras son más largas, hay variaciones de nivel de distorsión, etc.

excitador 8

El excitador de armónicos tiene cuatro bandas con crossover regulable para poder ajustar con detalle donde queremos añadir armónicos y de qué tipo.

Pasamos ahora a ver el Stereo Imager. No hay grandes cambios y se mantiene similar al de la versión 5. Podemos escoger de nuevo cuatro bandas y regular la amplitud estereo por separado.

 

Una de las grandes novedades es la Eq dinámica. Este módulo va destinado principalmente a reducir ganancia en según qué frecuencias pero solamente en determinados momentos, cuando el volumen rebasa el umbral que asignamos. De este modo el sonido no es ecualizado constantemente sino solamente al traspasar el umbral.

Es bastante similar a un compresor multibanda en cuanto a uso, solo que una vez el sonido traspasa el umbral es ecualizado en lugar de comprimido. Y en lugar de atenuar la señal también puede realzarla, como haría un expansor.

 

Es una herramienta muy creativa y con la que hay que experimentar. Yo he probado a ajustar la banda de graves en el rango donde el bombo tiene su grave, de forma que solo aumentara la ganancia cuando éste golpeara y no en el resto de ocasiones. También puede ajustarse el umbral de manera que actúe en las partes más fuertes del tema pero no en el resto. Imaginemos una canción donde en el estribillo aumenta de volumen. Si seteamos el umbral para que en ese punto la Eq dinámica afecte a la caja y bombo, por poner un ejemplo, conseguiremos aumentar la dinámica en esos instrumentos. O quizá queremos aumentar los medios en el estribillo para que haya más fuerza en ese punto en guitarras, voz, platos…

Otra situación más común será si tenemos en la mezcla demasiado bombo, caja, hi hat, el seseo de la voz o lo que sea. Podemos ajustar la Eq dinñamica de modo que solo afecte a ese instrumento o parte en el momento en que suena, dejando el resto de música inalterada. Este procesador puede ser más limpio que un compresor multibanda en muchas situaciones.

La Eq dinámica actúa en modo normal como un compresor multibanda, atenuando una vez la ganancia excede el umbral, ya que es el uso más lógico, para hacer correcciones de instrumentos que están demasiado altos en la mezcla. Pero añade el modo Inverse que hace que el procesador actúe como un expansor y lo que trascienda el umbral sea aumentado.

Puede usarse en innumerables situaciones que nos puedan surgir en un momento dado y que con las herramientas habituales sea complicado de conseguir aquello que buscamos.

Vamos a echarle un ojo al maximizador.

Es similar al de Ozone 5, con tres modos diferentes, IRC 1, 2 y 3, cada uno de ellos más limpio y eficiente que el anterior. El IRC3 chupa cpu con ganas, y ya dice en el manual que a más de 48k de frecuencia de muestreo es imposible hacerlo trabajar en tiempo real.

También encontramos distintos modos, algunos más limpios que otros. El modo clipping por ejemplo tiene una distorsión bastante alta, mientras que el Balanced la tiene mucho menor.

 

También podemos activar el modo True Peak Limiter, que aun hace el limitador más limpio y transparente, además de cazar los picos entre muestras.

 

Muy limpio.

De hecho he estado haciendo un mastering casero de prueba, en plan rápido, y me ha sorprendido. Esperaba más de lo mismo, pero sin  apenas esfuerzo he conseguido un nivel RMS de -6 que es más de lo que había conseguido hasta ahora con software.

Os pongo el audio de la mezcla original, un fragmento grabado por mí.

 

 

Y ahora un pantallazo de algunos settings del maximizador, así por encima, donde se ve que en los moemtos fuertes estoy a -5 Rms. La verdad es que mientras procesaba el audio no me paré a mirar la cifra. Apreté el limitador todo lo posible sin que llegara a notar que el sonido se deterioraba. Al ver el nivel de sonoridad me quedé sorprendido. Nunca había conseguido bajar de -8 solo con software.

 

Aquí está el audio resultante.

 

Y este el churro visto en mi daw y la medición del Rms.

 

Después intenté apretarlo hasta el límite y lo dejé lo más alto posible, justo antes de que se escuchara una pérdida evidente de calidad.

Llegué hasta -5’7 rms.

 

Así suena esta versión más apretada

 

EL maximizador, como es lógico, lleva también tropecientas opciones de dither, como suele hacer Izotope.

 

 

Así que, en conclusión y a título personal… lo mejor de lo mejor de lo mejor.

Si no puedes pagarte un montón de equipos hardware carísimos y te ves obligado a masterizar tu música con software, no hay nada más completo, de mejor calidad y con más opciones. Si no consigues buenos resultados no será por culpa de las herramientas.

Más info en la web de Izotope

 

6 Comentarios

    • tendría que comparar uno con otro y no lo he hecho. Yo diría que no echo en falta las funciones missing del 5 como la reverb, el resto lo tengo todo y algunas cosas mejoradas.
      El limitador me ha parecido que permite logar más RMS sin sonar feo.
      Aun así, teniendo el 5 creo que no me gastaría la pasta. Al final son muy smilimares y más o menos vas a hacer lo mismo con uno u otro. Ahora, si no tuviera ninguno y tuviera que comprar uno pillaría el 6.
      Yo he conseguido buenos resultados con este Ozone 6 y lo voy a seguir usando. También es verdad que muchas funciones como el excitador o stereo imager no las uso.
      El compresor flojea un poco. Quizá en ese caso pondría otro como el TDR Feedback, gratuito y super transparente.
      Todos los procesadores del Ozone vienen en versión suelta, así que puedes insertar solo la Eq, el limitador, etc.
      En ese caso, pienso que la Eq del Ozone, el comp TDR y el limitador del Ozone serían una cadena muy potente, pero es ya cuestión de gusto personal.

  1. voy a ser sincero. La grabación original suena de puta madre. Clara, con espacio, el bombo cojonudo, la caja, voz, etc.
    La primera limitación ya no me gusta. Pierde claridad, se emborrona vaya, pierde vida, se vuelve un poco más tosca. No es superevidente, y podría dar el pego supongo, pero si comparamos con la original pierde claramente.
    La segunda limitación es como la primera pero empeorando un poco más.
    Yo utilizo el Elephant, estaría bien poder compararlos porque lo tengo por un limitador limpio, aunque si lo aprietas también suena mal.
    Quizás no es culpa del Ozone, tómese mi crítica quizás más bien dirigida a la propia maximización en general. Aunque llegar a estos RMS sin que se note destrozado ya tiene mérito.

    • El elephant a mí personalmente no me acaba de convencer. Aunque creo que como tú, no soy yo muy fan de los limitadores digitales para maximizar (no me gusta el término en sí mismo, tampoco), aunque no haya más cojones que utilizarlos. Yo con los años me he dado cuenta que lo mejor, si tienes que masterizar tú mismo tus mezclas en digital, es sacar volumen en la mezcla, todo el que se pueda y controlando microdinámica ya en mezcla, y luego utilizar el limitador de una manera no agresiva (que no coloree, vamos) y no para dar volumen. Por otro lado, mejor una canción a -9/-10 RMS bien nítida, con la menor distorsión posible y con espacio que una a -6/-5 RMS que parezca el muñeco de Michelín y te haga sangrar el oído a la tercera escucha.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.