MONO AURAL – Negro, como un buen Blues

6
1883

«A R R E N G A O»

Josè Mercè tiene en su haber muchos logros. Todos buenos. El àlbum de flamenco màs vendido de la historia es «Aire«. Cualquiera podría pensar que el record de ventas de un disco de flamenco estaría en manos de Camaron, Paco de Lucía o Morente, por ejemplo. Pues no: lo tiene Mercè, y a mucha distancia del resto.
(Por cierto, como me retirè del negocio de grabar, Josè siempre me suelta en plan simpàtico, intentando devolverme a la causa)
«killo…., no se te olvide nunca que TÚ has grabado el album de flamenco màs vendido de la historia.!»

Tuve la suerte de grabar 3 àlbumes, «y pico», ( ya lo explicarè algún día) de este magnífico artista, con el genial productor Isidro Sanlucar a los mandos.

Así es que, una tarde cualquiera, en la que estàbamos grabando una bulería, recuerdo estar sentado frente a la Trident, con Isidro a mi derecha, mientras èl garabateaba cualquier cosa sobre un folio (es un gran pintor) y Josè relajado en el sofà del estudio; y en una de esas, Isidro soltó :
– » y si grabamos un Blues? Rítmicamente es como una soleà! «

Mientras todos reíamos la «ocurrensia» , el de la discogràfica, que estaba al loro, soltó la perla:

Genial! Nos traemos a John Lee Hooker, y que se hagan un Duets que quite el hipo ! «

Yo flipaba con la situación, porque sabía que estas locuras no iban de farol, y que podría tener delante de mi Trident a semejante monumento a la música cantàndose algo.
Lo cierto es, que pese a todas las gestiones que se hicieron, Hooker estaba ya muy enfermo y mayor, y falleció al poco tiempo. No pudo ser, pero casi. Creo que nos planteamos ir a su casa a grabarle. Pero no estaba ya para grabar.
Así es que pasamos al plan B.

Llegaron los músicos de la banda de BB King de los estates, con el guitarrista maño afincado en Barcelona Javier Mas, que se encargó de unir ambos mundos: a los bluesman y a los flamencos de tronío.
Y allí estàbamos todos en el estudio, viendo a ver què íbamos a hacer, y de què forma. Como era habitual en esas producciones, nunca hubo plan. Se grababa rollo 70’s…, al estudio y a ver què salía de alli. (Por eso, tardàbamos muchos meses…., a veces años, en acabar una producción de estas).
Tengo que anticiparos, que el resultado de este tema «Arrengaíto», es producto de una tarde, unas pocas horas en el estudio, en riguroso directo. Por eso, ante las críticas de algún músico en conversaciones privadas, siempre he sonreído, porque el resultado me parece asombroso,para haber hecho lo que hicimos, en una tarde-noche, sin plan alguno.
Lo único que teníamos, era «el tema», que Isidro tenía en su cabeza (el único ordenador disponible) , y una pequeña estrofa e idea general que -insisto- Isidro tenía en mente.
No estoy seguro de disponer entonces del Protools. De lo que estoy seguro es que el «Aire» lo grabè en Adat, y este tema lo grabè en un Soundcraft 767 24/2″ analógico, porque «me dió por ahí» para esta canción en concreto.
Hacía algún tiempo que tenía el Protools en el estudio, pero no lo conocía en profundidad, desconfiaba de los ordenadores y de sus borrados accidentales. Y, ademàs, me iba estupendamente con los adats (aunque ahora me parezca increíble). Los conocía y dominaba. Hacía virguerías con ellos, editaba…, copiaba/pegaba…. Así es que pensaba «que no necesitaba un pretul de esos para nada» y grababa en cinta (digital)…, pero en cinta.

Con este productor, «lo normal» (nada lo era) era crear una claqueta, y una voz de referencia (normalmente la suya, que se parecía a mi perro «Harry» )…, y en base a esas pistas de referencia, ibamos grabando todo pista a pista, editando, copiando/pegando…, todo por separado.
Pero para este tema, y con estos músicos, acostumbrados a tocar todos a la vez, y viendo que no había «nada concreto», se llegó a la conclusión, entre todos (Isidro, Morao, Javier Màs, los yankees) de que debíamos grabar en directo…., e ir sacando partes buenas (estrofas, solos, estribillos, intros), e ir guardando para editar luego, y construir una canción (finalmente, salió a la primera, o creo recordar que se creó el tema completo sin necesidad de editar practicamente nada).
Yo quería desaparecer. No tenía medios suficientes ni sala para semejante cosa. Mi estudio era pequeño y modesto. Para grabar pista a pista, estaba preparado. Un buen Mic, un buen previo para la ocasión…., pero grabar todos a la vez, 20 pistas de golpe, no podría !
Cada vez que yo decía que no tenía medios, o no estaba preparado para algo, ahí estaba «mi padrino» Isidro animàndome y empujàndome a hacerlo «sí o sí»…., así es que tocaba arremangarse.

Lo primero que pensè fue en la atmósfera sonora, en el caràcter y en la textura del Blues. Y ahí estaba mi Soundcraft analógico (ajustado a las bravas por mí), y alguna vieja cinta tendría por ahí. Isidro encantado. Si hay algo que le guste es la aventura. Aunque èl estaba familiarizado con las lavadoras, y siempre ha pensado que lo que mejor suena es una grabadora de cinta y una vieja consola analógica, por podridos que estèn.
Luego pensè (no tenía otra opción) que todo se grabaría con los previos de la mesa Trident 16/24 por las salidas directas de cada canal, como si de un bolo en directo se tratase.
Despuès estaba la microfonía. Como íbamos todos a la vez, no me atrevía a grabar con mics de gran diafragma (ignorante que era) y lo hice todo con micros dinàmicos. Todo! La mayoría sm 57 y 58. Creo que solo usè 2 mikrofon M mk-13 con càpsulas cardioides de over head para la batería, como mics de condensador. El resto de la batería: Sm57 arriba y abajo de la caja, d112 al bombo, md421 en los Toms, y BF505 en el Base. Al HH no le puse nada, lo captaba con los OH. El Bajo, iba directo al previo de Linea de la Trident. La Acústica de Javier Mas (una Gibson de su «compadre» Jackson Browne, que le acabó vendiendo despues de insistirle muchos años) iba con un Sm57, (y no recuerdo si llevaba linea, juraría que no).

En la sala estaba el Trío, es decir, la batería, el bajo por linea, y la Acústica, en una esquina de la sala, lo mas separada posible (no había gobos, separadadores, ni nada parecido), todos con auriculares…. Y en el control, sentado en la mesa, junto a mí, Josè Mercè, micro en mano, sin pie, un Sm58, y a su derecha, en un sofà del estudio, Moraíto con la guitarra flamenca, y un sm57 delante. En el control no había auriculares. Ellos escuchaban por las midfields del estudio, a todo volumen, como si fuera un bolo…, creando un clima de directo. Y allí, entre nosotros, la grabadora soundcraft girando (que silenciosa, precísamente, no era).
Usamos claqueta. Lo gracioso fue que Javier Màs empezó con una intro free, libre de claqueta, que yo debía disparar justo a tiempo, en el momento que entràbamos rítmicamente al tema…., y de ahí p’alante.
El resultado, es rigurosamente lo que podeis escuchar, sin trampa ni cartón. Una mesa Trident de las modestas, micros dinámicos baratos, y en directo. (Eso si…., seguramente usè todos los compresores que tenía, que eran muchos) , y lo mejor de todo, que eran geniales: el artista, productor y músicos. Cuando ellos son buenos, aunque les pongas un cangrejo para grabar, sonarà estupendo.
Mañana os cuento otra.

6 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.