Análisis del E.L Distressor

1
1408

Si hubiera que definir con pocas palabras al Distressor, así de primeras me viene a la cabeza algo así como «clásico moderno».

Hay montones de estudios profesionales en el mundo entero donde conviven mano a mano los colosos de siempre… La2a, 1176, Pultecs… material vintage y demás, con estos modernos artilugios hechos con tecnología SMT y petados de chips.

Ya sé que no importa de qué están hechos los equipos ni qué llevan dentro, pero me resulta curioso que mucha gente hable del Distressor como de un equipo con sabor vintage, cuando realmente es lo opuesto a ello en cuanto a diseño y electrónica.

Siempre leemos sobre las bondades de los trafos, las válvulas y los diseños discretos, al mismo tiempo que se critica la electrónica moderna y se la tacha en ocasiones de fría o sin vida. Para no ir más lejos en esta misma web hemos leído un montón de veces a diseñadores de equipo afirmar que los equipos transformerless no suenan igual de bien que los que sí llevan transformadores. O que los equipos y diseños clásicos siguen estando en boga precisamente por lo bien hechos que estaban y lo bien que sonaban.

Y ahí es cuando aparece Dave Derr y saca un compresor moderno, sin trafos y con chips a punta pala y triunfa como un campeón.

Le tuvimos en nuestra web hablándonos de su criatura. Podéis leer la entrevista que le hicimos AQUÍ.

distressorel8x_front

Hace un par de meses hablaba con un productor nacional. Viendo fotos de su estudio le hice notar que  abundaba el equipo vintage y él me dijo que efectivamente estaba decidido a que todo su material fuese de este tipo. Entonces le pregunté que porqué tenía dos Distressor al lado de los Neve y Pultec vintage, y me respondió que para él los Distressor sonaban tan vintage como el resto de su material y que de hecho pensaba comprar otros dos.

Nada menos que 22.000 Distressors hay repartidos en los estudios de todo el mundo. Por algo debe ser.

Aprovechando que hay una pareja de estos compresores en Castellano Records, aquí en Valencia, y que su dueño y técnico, Salva, me permitió ir a probarlos, decidí sacar algunos audios de demo y algunos pantallazos para mostraros qué hace realmente y cómo lo hace el cacharro en cuestión.

 

El Distressor que probé traía el modo British, así que veremos la diferencia entre el modo normal y éste. El modo British emula al 1176 en posición «nuke» o «all buttons in», una posición extraña que se logra pulsando el ratio 4 y 20 al mismo tiempo y donde el compresor (el 1176) responde de un modo especialmente agresivo.

Primeramente vemos su respuesta frecuencial en modo normal y ratio 1:1.

 

Ahora lo mismo pero en modo British.

Ahora en modo normal pero el ratio en posición nuke y ataque+ relajación lo más rápidos posible.

Veamos la distorsión añadida por el cacharro.

Modo normal, ataque y relajación rápidos y ratio 2, nivel de reducción 6 dB

Y ahora los mismos settings pero en modo British

A pesar de que en este modo la distorsión es mucho mayor, me sorprendió el hecho de que realmente el compresor es mucho más agresivo al oído en modo normal que en modo British. En este modo el Distressor suena mucho más claro y la compresión es menos evidente, mientras que sin British era más bruto y yo escuchaba más claramente el efecto de la compresión agresiva.

Volvemos al modo normal pero vamos a probar una opción llamada Dist2 y Dist3 que añade, según el manual, armónicos con predominio de los pares (Dist2) o impares (Dist3)

Modo normal sin pulsar la opción Dist

Pulsamos Dist2

Cambiamos ahora a Dist3

Con cualquiera de las dos opciones pulsada la respuesta frecuencia se mantiene intacta, así que no pongo gráficos porque carecen de interés.

Probamos estas opciones pero ahora en modo British

Sin Dist

Con Dist2

Y con Dist3

Eso es dar alegría al sonido y lo demás tonterías.

Vamos a ver la forma en la que ataca y suelta la señal.

Primero lo vemos en modo normal, ratio 2 y ataque y relajación al mínimo, 6 dB de reducción

Ahora igual pero en modo British

Volvemos al modo normal y dejamos los tiempos a la mitad

Y en modo British

Ahora tiempos lo más lento posible, modo normal

Modo British

Cambiamos el ratio de 2 a la posición Nuke en modo normal y ataque y release al mínimo

Y modo British

Ahora toca escucharlo.

He escogido una pista de batería real mono para probarlo. La razón es que la batería tiene de todo, graves, brillo, transitorios… Es el instrumento donde yo más noto los cambios de dinámica y por eso me sirve mejor para escuchar los efectos de un compresor.

La pista original la grabamos en Castellano Records con un U87 arriba de la batería y conectado a un Api 3124+ sin procesamiento alguno.

Así suena la pista original

 

Vamos a reventarla con el compresor.

Primero modo normal, ratio 4 y ataque y relajación al mínimo. Mucha reducción, es difícil de decir cuánta por el tipo de medidor que lleva el cacharro.

 

Ahora con los mismos settings pero en modo British

 

Vamos a probar la función Dist, a ver si lo notamos

Primero escuchamos en modo normal sin Dist

 

Pulsamos Dist2

 

Cambiamos a Dist3

 

Bajamos los tiempos de ataque y relajación al 3, un poco menos de la mitad.

Modo British, ratio 3

 

Bajamos más los tiempos, hasta el 8, casi lo más lento posible, modo British y ratio 3

 

Me resultó muy curioso comprobar que en modo normal, cuanto más lento atacamos y soltamos más distorsión aparece y más agresivo suena, cuando lo habitual es que con tiempos más lentos suene más limpio y cuanto más rápido lo seteemos más contundente y guarro se vuelva el sonido.

Escuchamos para acabar el modo British con ratio en Nuke y tiempos lo más rápidos posible.

 

Pues eso es todo. Espero que os sirva como orientación.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.