Mono Aural – Las Mezclas…se abandonan

9
1736

 

Cuàndo es el momento de finiquitar una Mezcla?
Siempre y nunca.

image
Lo único que nos hizo dar por terminada una Mezcla, fueron los plazos temporales.
Me gusta comparar la grabacion con la pintura y la fotografía.
El pintor siempre esta retocando un detalle, por pequeño que sea.
El Mezclador-artista-productor pasa por el mismo trance.
Escuchan una y otra vez, y siempre hay algo que retocar, algo susceptible de mejora.

Por eso siempre digo que, al fin y al cabo, una mezcla es como una fotografía: no es màs que una instantanea del momento, sujeta a unas modas contemporaneas, a unos medios existentes, y a unos conocimientos.

image
Con el paso de los años, y la evolución tecnológica, siempre tenemos la impresión de que «hoy», podríamos mejorar notablemente aquella mezcla de hace años. Pero de nuevo, vuelvo a pensar que aquello fue una imagen de «ESE» momento, y hoy no seríamos capaces de posar de nuevo para ella, porque hemos envejecido. Como aquellas fotos del album azul y rojo de Los Beatles. Son ellos, el mismo orden y la misma pose, pero ya no eran los mismos.
Siempre pienso, cuando me critican alguna mezcla de hace 20 años, que hice lo mejor que supe, en aquel momento, con los medios que tuve a mi alcance. No es justo comparar una mezcla de entonces, con lo que se podría hacer hoy. Y aun así, casi siempre aquellas viejas mezclas nos sorprenden.

En cierta ocasión, tuve que Mezclar un album de flamenco ortodoxo. Palos clàsicos (seguiriyas, soleà, martinetes, tientos, Malagueñas, Milongas….) . Todos los temas consistían en 2 pistas: guitarra y voz. Punto pelota. Una guitarra mono, una voz mono, su correspondiente envío a una reverb ambiental, y el correspondiente retorno stereo de la reverb. Total: 4 pistas de Mezclas. Así todo el album, que lo componían 10 tracks.

image

Ademàs, ese disco lo había grabado en su integridad, en protools. Me lo sabía de memoria, y ya traía la mezcla hecha en cada una de las sesiones. No había ningún misterio. Ese disco podría haberlo mezclado en un sólo dia. Lo pensaba entonces y lo pienso ahora.

Despuès de UN MES (si, si…, 30 días, a razón de 10h cada uno de ellos), tan sólo llevaba mezclados 6 de esos 10 temas. El productor me volvió loco.

image

El plan diario, era el siguiente: llegàbamos por la mañana temprano, e íbamos a mezclar la soleà. En 10 minutos ya tenía la mezcla perfectamente terminada y sonando a gloria. Pero el productor empezaba con cosas del tipo:
– baja la guitarra 1 dB
– a ver, pàsame el tema.
– no. Vuelve a subir la guitarra, como estaba.
– sube un pelo la voz.
– a ver, pàsame el tema ahora.
– No, vuelve a dejar la voz como estaba.
– Serà la reverb?
– y si quitamos la reverb?
– quita la reverb
– Pàsame el tema otra vez.
– no, vuelve a poner reverb.
– y si cambiamos la reverb?
…/ …
– y si le damos mas graves a la guitarra?
– no
– si
– y si le quitamos medios a la voz ?

image

Asi podían pasar dias, con cada tema. Despues de un intenso día, con una Soleà sencilla a guitarra y voz, despues de trabajarla un dia entero, el productor se llevaba a casa un Cd. Y cuando volvía por la mañana, me decía que no, que empezàramos de nuevo, porque «esa no era la idea».
Así pasaron 30 dias, con 6 temas a guitarra y voz.
Obviamente, aquello acabó como el Rosario de la Aurora, y me rendí, abandonando aquella mezcla (finalmente, tengo que decir que mis mezclas se usaron. Al menos, aquellos 6 tracks )

En definitiva creo que, al igual que estuvimos una semana mezclando un temita de 4 pistas a guitarra y voz y reverb, podríamos haber estado toda una vida, probando todas la combinaciones posibles (con reverb, sin reverb, con mas o menos guitarra, con mas o menos voz, con mas o menos graves, agudos o medios a la guitarra, lo mismo para la voz, con mas o menos ganancia de esto o lo otro, con mas o menos compresión, ataque o release, con/sin compresión….) millones de posibilidades.
Se trata de tomar UNA DECISIÓN, y firmarla; sacar pecho, para lo bueno y para lo malo, y decir: si, lo hice.

image

Hay quien lo tiene asumido, y es capaz de tomar esa decisión al instante. Tengo amigos, conocidos productores, que son capaces de decidir una mezcla en una tarde. Y tengo otros amigos, tambièn afamados productores, que serían INcapaces de tomar una decisión en su vida. Entre otras cosas, porque son unos perfeccionistas, y son conscientes de «lo imposible de la perfección», y aún así, insisten, y tratan de acercarse lo màs posible, a algo que realmente no saben en què consiste…., porque, despuès de todo, «¿ Què es la perfección? » ¿Alguien lo sabe?
Yo prefiero llegar a un punto que me agrade, y decir, «ahí esta!». Firmo. Apago. Me voy…., y a otra cosa…., mariposa

Una vez le oí decir al grandísmo genio Enrique Morente (cuanto te echamos de menos, Maestro) que las mezclas nunca se terminan, y que su mejor disco siempre es el próximo… Pues eso.

9 Comentarios

  1. Me ha encantado.
    Yo soy de los que le doy mil millones de vueltas a las mezclas.
    Las dejo como creo que me gustan y un tiempo después, una semana, un mes, un año, la vuelvo a escuchar, decido que es una mierda y la retomo para darle la vuelta.
    Pero luego, pasa más tiempo, escucho de nuevo la primera que hice y las sucesivas, y entiendo que no, que la primera estaba bien. Que mejorar un matiz aquí o allá no aporta tanto al final, a menos que hablemos de corregir fallos garrafales.
    Al final es música, y lo que se escucha es el arte y talento de los músicos, la capacidad de emocionar de una canción, o de hacerte bailar, o de crearte sensaciones.
    Y los pequeños detalles no siempre cambian eso.
    Si la música lo tiene…lo tiene. Y si no lo tiene, pues ya puedes remezclar por los siglos de los siglos que no lo va a tener.

  2. Yo por eso paso de darle vueltas a las mezclas. Si es para otra gente, cuando están conformes o han decidido como quieren sonar y les gusta….ya no hay vuelta atrás, paso de tocar nada.
    Incluso al tiempo y siempre que el cliente no haya querido quedarse con las sesiones, yo la borro, para no darle vueltas.
    Si son cosas mias, tengo la premisa que antes de ponerme con algo antiguo, mejor grabar algo nuevo y dedicar mis nuevas habilidades en ese disco. Para que gastar tiempo en algo que ya hice hace años.
    Está claro que siempre que los escuchas, piensas que se podia haber mejorado y que en la actualidad seguro que lo haria sonar mejor, pero para que? Si te pones a pensar, la mezcla que se hizo en aquel tiempo era la que tenia que ser y la mejor que sabia hacer y seguramente dentro de X años, lo haria mejor. Lo dicho prefiero gastar el tiempo en algo nuevo que en apañar lo antiguo.

  3. Yo en mis mezclas intento ir rápido pero sin prisas. A la que la cosa ya me suena, paro y volco. Un descanso, una escucha y si no hay nada muy aberrante (a mis oídos), lo dejo para la posteridad. Despues, al cabo de un tiempo más o menos largo, al reescuchar siempre me digo -joder que descuidado eres-. Pero en fin, soy muy guarro y mezclo con los pies.
    En las mezclas a terceros no paro hasta que me dan el ok. En ocasiones pienso -si esto ya suena!- pero por detras dicen -sube eso, sube lo otro…- Quien paga manda. En estas mezclas no soy tan guarro, me lavo los pies

  4. Yo no suelo darle vueltas a las mezclas, a excepción de las necesarias o de que tenga a alguien detrás jugando a !Prueba así y asao! (Que es muy rara la vez).
    Cuando la mezcla la he cogido por banda y mi instinto me dice «Ahí está, no la toques» recojo y me marcho. Al día siguiente vuelvo y ahí está, corrijo algún defecto producido por la fatiga auditiva del día anterior y sello de aprobado.
    Lógicamente siempre serían mejorables dependiendo de en que punto del tiempo volvieramos a escucharla. Pero coño, esto es como la primera vez que te tomas una cerveza de chaval, después te la sigues tomando igual a medida que pasa la vida, pero, ya no es la misma cerveza.
    molaaaaaaaaa

  5. «Pero coño, esto es como la primera vez que te tomas una cerveza de chaval, después te la sigues tomando igual a medida que pasa la vida, pero, ya no es la misma cerveza».
    Jajaja, no se si esto es para mal o para bien. A mi de chaval la primera cerveza no me hizo mucho tilín. Ahora me la bebo como el agua, incluso me he vuelto delicado con algunas marcas y todo.
    Cosas de la vida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.