Manley Core: El autentico corazón de Manley

5
1907

El Manley Core, es el último engendro creado por Manley en Chino (California). Se trata de un channelstrip, cuyo desarrollo ha tratado de salvaguardar la esencia de sus hermanos mayores.

Al igual que todos los channelstrip, posee un previo de micro/linea/DI, un compresor, un ecualizador, y un circuito de amplificación de señales en la salida principal, para tratar de compensar las pérdidas de nivel que se produzcan en el compresor, el ecualizador, y el limitador (si, has leido bien, también posee un limitador y muy divertido por cierto) o atenuar los excesos producidos en estas etapas. Su precio a día de hoy en el mercado, es de cerca de los 2000 euros, ya que fluctua según el cambio del dolar.

Si llegado a este punto se te ha ocurrido la brillante idea: ¿para qué gastarme el dineral que cuesta el VoxBox, si el Core también es un channelstrip y cuesta la mitad y los dos son de Manley? Es que estás muy equivocado. Si quieres un VoxBox, vas a tener que gastarte el dinerito en él, ya que el Core no es el chocolate del loro, que va a sustituir todos los VoxBox a mitad de precio. Tras haber probado el equipo un par de horas, me puedo imaginar que claramente Manley no ha buscado un equipo que sustituya al VoxBox, sino más bien un equipo, con la esencia de Manley, y que permita a un estudio medio o estudio de aficionado, poder optar a la calidad y sonido Manley sin hipotecarse un año de su vida.

Cuando desempaquetas un Core la primera sensación que te da, es que pesa la mitad que un VoxBox, lo cual es totalmente lógico, ya que el Core tan sólo posee dos valvulas y un transformador en la entrada de micro. Esto no significa que el Core sea peor, sino que simplemente es una máquina que está pensada para ser el «entry level» al sonido Manley y bajo mi punto de vista, por el precio que tiene, y las características que posee, es un digno candidato a channelstrips como por ejemplo el Avalon 737 o el UA LA610

Pero vayamos por partes, veamos primero el aspecto en general por delante y por detrás del engendro

 

 

DSC_6264

DSC_6272

Quizás el primer punto en donde cualquier persona se fijaría de este Manley sería el frontal, pero donde reside la mejor información está en la trasera del equipo, en donde con un simple diagrama de bloques se explica perfectamente el flujo de la señal de audio que atravesará el equipo, haciendo que el manual (escueto por otra parte) sea practicamente innecesario.

De esta forma y según el diagrama de bloques, el funcionamiento del Core es el siguiente:

1) Previo: La señal puede entrar al equipo por tres caminos, micro, línea y DI. Mediante un boton en la parte delantera del equipo se selecciona si la entrada va a ser por micro o línea/DI (ya que estos dos comparten parte de la circuiteria de entrada). La entrada de micro está provista de un transformador y su impedancia de entrada es de 1250 Ohms, en este punto del circuito se echa de menos un selector de impedancias de entrada. La entrada de línea y DI está compartida, siendo la simple inserción mecánica de un jack en la entrada DI la que de prioridad a la señal proveniente de un instrumento, frente a la señal que proviene de la entrada de línea. En este caso también se echa en falta un selector que permita conmutar entre ambas fuentes. La entrada DI posee una impedancia de entrada de 10 Megaohmios, suficiente para usar cualquier circuitería pasiva de pastillas ya sea de guitarra o bajo. Esta entrada no desbalancea la señal, mientras que la entrada XLR de línea si desbalancea su señal y posee una impedancia de entrada de 10 Kilohmios.

Una vez que la señal ha atravesado esta parte de la circuitería, se dirige hacia un filtro paso alto con frecuencia de corte de 120 Hz, y del cual Manley no nos especifica el orden que tiene.

Tras pasar esta parte de la circuitería, la señal entra en el atenuador, que es la parte más interesante de comentar, ya que se basa en diseños bastantes antigüos. La parte amplificadora del Core, está formada por unas etapas las cuales están constantemente amplificando la señal 40 dB en el caso de señales de micro y 20 dB en caso de señales de línea. Además de esta ganancia, si se presiona el boton HI en la sección del previo, se consigue una ganancia extra de 20 dB para las diferentes señales a amplificar, consiguiendo hasta 60 dB para señales de micro y 40 dB para señales de línea/DI. El funcionamiento del atenuador es el siguiente, supongase que se está entrando con una señal de micro, en el caso de que no esté pulsado el boton de HI, el circuito directamente está amplificando la señal 40 dB, que puede ser lo que se necesite, puede ser menos o puede ser más. Supongase que estos 40 dB de ganancia están saturando las etapas posteriores, como no disponemos de una circuitería que fije la ganancia variando los componentes implicados en la circutería de amplificación, la única opción que queda es la de atenuar la señal de entrada, de tal forma, que al ser amplificada con los 40 dB, el nivel de salida sea el acorde al necesario. Efectivamente el potenciometro de input level, es simplemente un potenciometro encargado de atenuar la señal de entrada para ajustar la salida del circuito amplificador, a los niveles necesarios en las etapas posteriores. En el caso de que el potenciometro esté totalmente a la derecha, es decir no se esté atenuando nada, y si aun amplificando 40 dB, no se alcanzase el nivel adecuado, bastará con pulsar el botón HI, y en este caso si que puede ser que se sature las circuiterías siguientes, siendo necesario en este caso atenuar.

A parte de las funciones comentadas, el previo posee la posibilidad de alimentar micrófonos de condensador con una tensión de 48 voltios, y permite invertir la fase del microfono 180º simplemente invirtiendo las patillas del secundario del transformador de entrada.

DSC_6277

2) Tras pasar por el previo, la señal se dirige hacia el compresor. En este caso y al igual que otros compresores de Manley se trata de un compresor ELOP, que según Manley es una copia exacta de sus afamados compresores ópticos que se pueden encontrar en otros de sus cacharrines.

El compresor es un compresor bastante sencillo, pero efectivo, y además al ser óptico (de mis favoritos) posee un caracter tonal con reminiscencias a tiempos pasados. La parte del compresor posee un interruptor de bypass, que permite saltarse el compresor o insertarlo en el flujo de la señal. El interruptor es bastante útil cuando se quiere hacer comparaciones en cuanto al correcto ajuste del compresor. Posee tres controles, «Compression» que sería similar al concepto del umbral, «Attack» que sería el clásico control de ataque de los compresores, «Release» que sería el propio a la relajación de un compresor usual. Sin embargo se echa de menos y se cree necesario otros parametros controlables del compresor, como puede ser el Ratio o relación de compresión y la posibilidad de insertar una señal de control en el side chain del compresor. Además hubiese estado interesante el poder incluir un ruteo del compresor, para poder colocarlo antes o después del ecualizador, como se puede hacer en otros Channelstrips.

Una vez superado el compresor, la señal se encauza hacia una etapa de válvulas, cuya funcion va a ser amplificar la señal que por ella circula. Llegado a este punto Manley a optado por proveer de un punto de salida directa del Channelstrip, con la señal manufacturada por el previo, el compresor y la etapa valvular.

Si se desea seguir procesando la señal, se puede obviar esta salida y seguir con el recorrido natural de la señal, en cualquier caso el insertar la salida directa, no carga ni deshabilita el resto de la circuitería que aparece a continuación.

Pasado este punto, nos encontramos un punto de inserción, bastante interesante para poder extraer y retornar la señal de nuestro Core hacia otro procesador con el que nos guste trabajar a menudo y queramos usarlo junto al Core.

3) Ecualizador: El ecualizador sigue la filosofía de todo el diseño del Core, un ecualizador sencillo pero efectivo. Constituido de tres bandas, dos de ellas de tipo Shelving centradas en 90 Hz y 12 KHz respectivamente con ganancia/atenución simétrica de 12 dB. La banda central, permite a su vez seleccionar dos bandas, pero no de forma simultanea. Se trata de un ecualizador semi-paramétrico en el cual se puede ecualizar en la banda de 100 Hz a 1 KHz o en la banda de 1 KHz a 10 KHz. Posee dos controles, uno para seleccionar la frecuencia y otro para seleccionar la ganancia/atenuación de forma simétrica en 10 dB. Realmente se echa en falta un control sobre el Q del filtro, ya que en las pruebas que se realizaron, se hizo un barrido con el potenciometro de frecuencia y no se percibió un Q excesivamente estrecho. A veces un control sobre el ancho de banda del filtro es interesante para tener más control sobre el filtrado.

También se echa de menos un interruptor para habilitar/deshabilitar el ecualizador y de esta forma poder realizar comparaciones A/B entre la señal procesada y sin procesar.

4) Una vez que la señal sale del ecualizador, entra en el limitador, quizas la parte del procesado más divertida que podrás encontrar en el Core. Se basa en un limitador de tipo Brickwall implementado con transistores FET, circuiterías conocidas por su extrema dureza y rapidez a la hora de comprimir señales. El limitador del Core, es el juguete, que permite a este equipo salir de la clásica visión de los años anteriores de Manley, en donde trataban de buscar un sonido realmente transparente. Este limitador está pensado para dar grasa a tus grabaciones, el problema de la grasa, es que dependiendo de con que instrumentos y que situaciones puede ser bienvenida, o puede ser un grano en el culo.

El funcionamiento del limitador es muy sencillo, un LED indicador de actuación y dos potenciometros. El potenciometro «Limiting» que yo lo llamaria Wax, porque añade bastante cera al sonido, es el encargado de fijar el umbral a partir del cual se va a limitar. El potenciometro de «Release» que es similar al de los compresores de toda la vida. El funcionamiento del limitador es muy sencillo, si quieres aplastar y distorsionar la onda, tan sólo tienes que cebar bien la señal que entra al limitador, y ajustar el «Limiting» hasta donde tus orejas soporten la distorsión que se va a producir. Logicamente también puedes trabajar con el limitador más limpio y limitar unos pocos picos, pero realmente la distorsión que genera es tan divertida y adictiva a la vez, que me imagino que más de uno le va a encontrar rápidas aplicaciones.

Dado que es un limitador «moderno» cuya función es limitar imprimiendo su caracter, no es realmente necesario otros parametros que se encuentran en otros limitadores, ya que la función de esta parte de la circuitería va más alla de la de simplemente limitar. Lo que sí se ve necesario es un interruptor para activar/desactivar el limitador, ya que la actuación del limitador no puede estar supeditada al nivel de entrada al mismo, indiferentemente de lo que opine el operador del channelstrip.

Tras atravesar la circuitería del limitador, la señal es dirigida hacia una circuitería de compensación de ganancia que se ha perdido o ganado a lo largo del recorrido, podría llamarse ganancia de salida, pero Manley lo ha preferido llamar «Output gain» que para algo son americanos.

 

Por último comentar que el vumetro, es extraordinariamente grande, lo cual es un auténtico placer para los ojos, y permite medir los niveles en dos puntos del circuito, la salida directa, y la salida master. Una tercera posición del vumetro, permite medir la reducción a la que el compresor está sometiendo a la señal.

DSC_6283

En definitiva, ¿qué se puede esperar del Core?. Pues se puede esperar un sonido en esencia similar al del Voxbox, pero sin gastarse los euritos en exceso, tampoco te vayas a pensar que estás comprando un Voxbox, estás comprando un channelstrip con la esencia de Manley y que está dispuesto a competir con channelstrips de gama media-alta como los de Avalon, UA, etc….

La operativa del animalito es muy sencilla, un simple diagrama de bloques y no demasiados controles para que no pases más de la mitad de tu sesión navegando entre miles de parámetros. Fáciles, rápidos e intuitivos, eso sí, vas a tener que sentarte un ratito con él, porque no es como los channelstrips que ya tienes en tu estudio

En cuanto al sonido, pues eso, sonido Manley, previo transparente, cristalino, sin un caracter marcado. Al que le guste este tipo de previos le va a encantar, quien busque previos con color como puede ser por ejemplo Neve, le va a resultar totalmente insipido. El compresor, en la linea de los ELOP, muy logrado, con reminiscencias vintage, no excesivamente rápido, pero sí muy dulce. La ecualización, es una ecualización simple pero efectiva, suena bien, es fácil encontrar seteos rápidos que te permitan añadir tu sonido a la señal que estes grabando. El limitador, pues sinceramente no sabría cómo definirlo, bueno quizás lo definiría con una palabra: grasa, añade la posibilidad de imprimirle caracter a lo que ha pasado por el previo totalmente limpito. Es un sonido realmente adictivo, pero como todo en la vida si te pasas, la cagas, y el efecto ear candy que posee este limitador, me da que pensar que la gente va a abusar más que usar.

Hasta aquí, el pequeño análisis del Core, tan solo agradecer a Goyo Velasco de Funky Junk por propocionarnos el equipo, a Luis Criado y Pablo Pulido por facilitarnos las instalaciones de Estudio 1 para poder hacer las pruebas, a Tomy Cortes, Barbara Franesqui y Blanca Lara por haber contribuido con su música a probar el Manley, y porque no, a tí tambien, por haber empleado media hora de tu vida, en leer mi articulo. Gracias a todos

 

5 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.