De BEATLES , PKO y la inocencia…..

8
1525

4 pistas. 8 en la ultima epoca…….

A veces me pregunto si sería capaz de hacer un «Disco Blanco» actualmente. Con todas las facilidades que tenemos en el mundo del audio hoy. Se que la respuesta es fácil. NO.

Cuando leí EL SONIDO DE LOS BEATLES, libro recomendadisimo para todos los amantes del audio,me di cuenta que cada cosa que hago diariamente en mi Studio,estos señores lo inventaron mientras hacian sus discos.

En los Studios EMI (Abbey Road) cambiariaron la industria por preguntarse ¿Qué pasaría si? ¿Cómo sonaría esto si? ¿Por qué no probamos…?

Me he visto a mi mismo arreglando cosas que no deberían arreglarse , buscando el lado perfecto de las tomas ,y he llegado a una conclusión. NO TIENE QUE SER PERFECTO. Creo que la magia de los discos de esa época es la imperfección.

Me encanta la gente que se rie de RINGO y sus inocentes breaks, o de los patrones absurdos de Paul en el bajo. Y luego no saben tocar ni sus propios temas.

Hace pocos dias tuve la suerte de poder pasar un dia en PKO ESTUDIOS grabando un B3 y un GRAND PIANO. He de decir que yo no soy teclista, ni de lejos. A penas se articular algunos acordes mayores, pero sinceramente, me sentí vivo en aquella sesión. Terminé el día tomando una cerveza, algo desolado , feliz por haber vivido aquello, y triste al llegar a mi Studio y ver mi Flamante controlador midi de 88 teclas semi-contrapesadas que ahora miro con desprecio……

Amo la tecnologia, los plugins, y todo lo que haga más facil y mejor el proceso de hacer los discos. No pienso renunciar a ello porque disfruto mucho la producción de mis discos. Pero cuando vas a un Studio como PKO, para mi (El mejor), te enfrentas a que no hay más magia que la que llevas dentro.

Puedo pedirle a Caco Refojo (Ingeniero Senior de PKO) sonar parecido a ALICIA KEYS o ELTON JOHN, y muy políticamente me dirá que si. Pero su respuesta,y nuestra respuesta como productores e ingenieros debería ser, “Ve a tu casa, estudia, practica, toca con otros músicos y dentro de 20 años no tendrás que pedirme el “sonar a”…….

Profesionales como Caco quedan muy poco en este negocio. Sabe darte prácticamente cualquier cosa que le pidas a un nivel por encima de la media. Conoce técnicas y cacharros de todos los tiempos,y no solo las conoce y te las cuenta,sino que sabe aplicarlas en el momento adecuado. La pregunta es….. ¿sabemos nosotros hacer nuestro trabajo como músicos,productores o arreglistas?

A veces pensamos que ir a un Studio como PKO y tener a Caco a los mandos,hará que sonemos perfectos. Pero la realidad es que todo depende de lo que TU lleves dentro.

Es cierto, y es la cruda realidad, pon un Neve y un 47 a un grillo y tendrás un grillo grabado de puta madre…… Sé que los teclados que grabé no estén a la altura de Jon Lord o Herbie Hancock, pero pudé sentirme vivo haciendo música y no tuve que usar el Preset de turno. Recomiendo a todos los amantes del audio que inviertan su dinero en sesiones en Studios de la talla de PKO.

Llevamos 40 o 50 años evolucionando para hacer mejores discos y lo único que hemos hecho es ir a peor. Cada vez hay discos que suenan mejor, y músicos que tocan de manera descomunal,pero……, ¿Qué hay del alma? ¿Dónde nos hemos perdido?

Talento hay, más que nunca. Ese no es el problema desde mi punto de vista.

Deja lo que estés haciendo, toma una guitarra y escribe una canción buena. Cómprate un 8 pistas y haz un tema. ¿Serás capaz?

Esa es la tarea más difícil. El resto vendrá solo…….

 

 

 

8 Comentarios

  1. Talento hay, pero no esta valorado. Se me ocurren muchos ejemplos, de personas con ningun talento triunfando, y se me ocurren muchos ejemplos de autenticos genios que no se comen un colin. Vivimos en una sociedad en la que el talento ya no es una unidad de medida, las grandes discograficas, que son al final el eje fundamental para que un grupo de Liverpool, llegue a estar en la cresta de la ola, son las que ya no arriesgan. El negocio de la musica que llaman mainstream, o sea el grueso de la musica que vende a cambiado sus parametros, ya no se buscan unos parametros de genialidad, sino que se buscan unos parametros de comerciabilidad, y ya no es tan importante tu talento, sino como seas capaz de venderlo, como un producto de marketing y no como un arte.

    Actualmente, si Justin Bieber y los Beatles, tuviesen que empezar de cero, sin que conociesemos el pelotazo en si que dieron los Beatles, me costaria mucho creer que las discograficas, dejasen de lado a Justin Bieber y se quedasen con los Beatles. Apostaria sin duda por que Justin Bieber, fuese encumbrado mientras que los Beatles serian acogidos por discograficas mas pequeñas o independientes.

    La cuestion no es si existe talento o no, sino si la sociedad lo valora y si lo que demanda es realmente talento o un simple icono al que idolatrar.

  2. Los Beatles eran los Jastin Bibers de su época, no nos equivoquemos. Chicos guapos, con su toque salvaje, el pelo de rebelde pero trajeados. Muy políticamente correctos en el vestir y en las letras, declaraciones, etc. Se codearon con los famosetes del momento, recibieron honores de la reina, eran ídolos de adolescentes… Igual que Justin Bieber ahora, solo que con los arquetipos y clichés de entonces, lo que se llevaba en ese momento.
    La diferencia de 1960 y la de 2016 es otra. Siguen saliendo productos comerciales mainstream para chavalillas de 13 años. Lo que pasa es que antes no había autotune, ni samples, ni software capaz de hacer sonar bien a un músico mediocre, por eso no había más remedio que los músicos lo fueran de verdad. Pero si hubiese habido la tecnolgía de hoy el talento musical hubiera quedado en un segundo plano, como en la actualidad. El negocio es el negocio y las discográficas siempre han buscado hacer dinero, no buena música.
    Otro tema es que los cuatro Beatles eran tipos con un talento musical acojonante, y además tuvieron la inmensa suerte de contar con los mejores medios, ingenieros, con George Martin (uno de los principales culpables de lo buenos que son los Beatles, de sus arreglos orquestales, de convertir en música sus ideas), el mejor estudio,Abbey Road, de poder dedicarse las 24 horas del día a hacer música y no tener que currar de camarero o albañil…
    Que me den a mí eso, el mejor estudio, a un George Martin, pasta, los mejores cacharros e instrumentos, si se me ocurre meter un cuarteto de cuerda que sean los mejores instrumentistas del país, si en un tema quiero meter una orquesta que sea la filarmónica de Londres…
    No llegaría a su nivel de calidad, por supuesto, pero ya verías lo que podría llegar a conseguir.
    Al final no es solo ser bueno, sino tener los medios a tu disposición, vivir de ello, poder dedicarte a experimentar y crear con total libertad y abundancia de medios, tener éxito… Quita uno solo de esos condicionantes y el equilibrio se desmorona.

    Buena entrada

      • Meeeec!! Error, Rober. Más allá de que el Justin te pueda gustar más o menos, te puedo asegurar que el chaval también era músico antes de saltar a la fama. Por suerte o por desgracia, tengo un hijo de casi 15 años que le gusta mucho el Bieber y que para colmo me ha pedido que le ayude a hacer alguna canción de ese estilo (ya le podría haber dado por otro estilo, pero es lo que hay)……todo esto me ha llevado a empollarme un poco al dichoso Justin y reconozco que me he llevado muchas sorpresas. Aún se pueden encontrar videos en YouTube del chaval cantando y tocando la guitarra con 12 años con una soltura que ya quisieramos muchos. A día de hoy (con 21 añitos) el chaval compone, canta , toca la guitarra, bajo, piano, batería y trompeta con un nivel, como acabo de comentar, que ya quisieramos muchos (y encima baila bastante bien).

        Por lo demás, estoy con Paco, el Justin es el equivalente a los Beatles de nuestra época. Y mucho más si nos referimos a los Beatles de los primeros discos, que eran puro bubblegum pop para los teenagers de los 60s…….solo que el chavalín toca con sus dos manos los mismos instrumentos (o más) que los Fab Four tocaban con ocho.

        Por otro lado y en lo referente a las canciones comerciales superventas, ya fueran de los Beatles, de los Beach Boys, de Justin Bieber o de Katy Perry (por poner algunos ejemplos), hay una tendencia generalizada a menospreciarlas. En este sentido, yo siempre digo lo mismo, serán una mierda de canciones, pero a ver quien es el guapo que se saca de la manga canciones así.

        Buscar en YouTube o en Spotify alguna recopilación de Dr. Luke o de Max Martin (dos de los mayores hitmakers mundiales del momento) y luego me lo contáis. A ver quien es capaz de componer tal cantidad de hits. Y ojo, que lo mio es el rollo indie pop o noise pop, pero al césar lo que es del césar…….ya quisiera componer yo cualquiera de esos pelotazos tan bestiales!!

  3. De puta madre! … No tengo más que decir… Creo que hay una gran familia de amantes de la música alrededor del mundo … separados a veces por conocimientos o especialidades… pero al final todos queremos buena música y que esa buena música se traduzca en lo mejor y más placentero que la tecnología pueda ofrecer… La historia debería ser maestra de vida… pero hoy en día la historia es un almacén de desvarío donde lo accesible se cuenta por gotas y lo inmediato está limitado a una realidad monetaria… Igual… no se Uds. pero yo moriré en mi ley. Y esa ley es intentar grabar un disco que sea recordado.. y no por sonar como los dioses o por haber sido producido por los príncipes la industria… sino por haber rescatado un poco de ese espíritu humano lleno de interrogantes y anhelos que nunca serán completamente correspondidos. Saludos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.