Entrevista a Pepe Ferrer, por Julián Zafra

2
2034

Pepe Ferrer lleva años educando y reciclando sobre los diseños y ajustes de sistemas de audio a muchos de los técnicos de sonido de directo de España así como varios países de Latinoamérica. Un campo quizás “relativamente” nuevo para el mundo Hispano, pero bastante conocido en el mundo Anglosajón, donde es parte de los sistemas de audio complejos desde hace varias décadas. Recomendaría a cualquier profesional del sector profesional del audio de directos, el poder asistir a algunos de sus cursos, es una fantástica oportunidad el tener a un profesional como Pepe Ferrer impartiendo sus cursos en castellano frente lo que puede suponer el asistir a algún seminario impartido por un profesional extranjero explicando algo ya de por si complejo y en donde muy probablemente os vais a sentir limitados por la barrera del idioma.

JZ: Pregunta-peaje Pepe. ¿Dónde, cómo y cuando comienza tu andadura en el mundo del sonido ?

PF:Empieza, casi sin querer, en el año 1993 haciendo de auxiliar para el desmontaje de una gala de televisión. Unos meses después, me incorpore a una gira por España del grupo musical La Década Prodigiosa. En esa gira, aunque mi misión no era esa, entro en contacto con los técnicos de sonido y empiezo a ayudarles en los trabajos más sencillos. Y desde allí hasta ahora

JZ: En que empresas has trabajado y desarrollado como profesional?

PF Aunque he sido también técnico de banda, la mayoría de mi carrera profesional se desarrolló en la empresa Serveis de L’Espectacle Focus. En esta empresa es donde me formo como profesional, trabajando para innumerables eventos (Teatro, Música, Eventos, Diseños, Ajustes,….)

JZ: En que momento de transición de los sistemas de audio se encontraba la industria por entonces? (mezcladores, sistemas de altavoces etc..)

PF Cuesta recordar después de tanto tiempo, pero podríamos decir que la industria estaba aún en pañales. No obstante, la celebración de los Juegos Olímpicos en Barcelona en el año 92 seguramente marcaría un punto de inflexión en el negocio del entretenimiento.

Nos movíamos con sistemas de refuerzo basados en fuentes puntuales estacadas  y empezaban a aparecer los primeros procesadores dedicados para refuerzo sonoro, pero aún con funcionalidades muy básicas.

JZ: Los sistemas digitales, que ya llevaban algunos años en el campo del estudio de grabación, irrumpen aproximadamente en el año 2000 de lleno en el campo del sonido directo. ¿Cómo viviste dicha transición Pepe?

PF Creo que como todos los que tuvimos que hacer la transición analógico-digital, con dudas al principio y cambiando la manera de pensar respecto a lo que habíamos hecho hasta ahora, sobre todo en la mezcla.

Pero también como una oportunidad, aunque en ese momento yo estaba más interesado en la parte artística que científica del mundo del sonido directo, los procesadores digitales nos abrían la puerta a un mayor control de los sistemas de refuerzo y a nuevos tipos de configuraciones. Teníamos recursos nuevos.

JZ:  ¿Que recuerdos tienes como técnico de sonido de directos? Crees que el tener también la visión del que mezcla te ayuda cuando ajustas los equipos ya que no solo tienes la perspectiva de un ingeniero de sistemas?

PF Las sensaciones que sentimos cuando mezclamos, aquellas que, incluso trabajando, hacen que se te erice el vello son las que nos mantienen en este oficio. Tengo grandes recuerdos de esa época.

Por supuesto, al igual que creo que un técnico de FOH tiene una visión más global si antes ha pasado por el escenario, la mesa de monitores o ha trabajado para una empresa, un técnico o ingeniero de sistemas debe entender que cada show es distinto y, por lo tanto, debe adecuar el sistema a las necesidades de la mezcla y del espectáculo.

En el fondo, he sido mayoritariamente el ingeniero de sistemas de mis propias mezclas o diseños, por lo que casi siempre he pensado el ajuste y la configuración para reforzarlas.

JZ: Quizás no hay que esperar a que baje alguien de arriba para que nos haga cambiar las cosas o la realidad. Si no más bien es uno mismo el que tiene que cambiar las cosas cuando estas nos llevan a un estancamiento profesional o somos arrastrados por una mentalidad o política de empresa quizás no demasiado correcta o afín a lo que creemos que éticamente debería ser…

PF Envidio, de manera sana, la mentalidad británica o americana de este negocio. Nos llevan 40 años de adelanto. Sé que los profesionales de aquí somos igual de competentes y estamos igual de formados, lo que cambia es la mentalidad de cómo se afronta el sector desde el mundo de la empresa o la administración.

Es evidente que sin creación artística no existiría nuestro trabajo, pero sin el desarrollo tecnológico y el trabajo de infinidad de profesionales los espectáculos no podrían existir. Del mismo modo, sin empresas que arriesgan su dinero en la compra de material no habría con que trabajar.

Y es en este punto donde el mundo anglosajón nos lleva ventaja. Hace mucho tiempo que se dieron cuenta que el éxito del evento y la viabilidad del negocio es la suma del talento, la tecnología y el esfuerzo humano. Profesionales más cualificados, formados y respetados entregarán mejores resultados. La industria de nuestro país tiene que darse cuenta de esto.

A nivel personal, supongo que uno toma las decisiones cuando cree que debe tomarlas. Nadie las va a tomar por ti. Cualquier cambio produce un estado de zozobra pero abre una ventana de nuevas oportunidades. La mejor manera de avanzar es avanzando y si hay lastre hay que soltarlo.

JZ: ¿Cuando decides dedicarte y especializarte como ingeniero de sistemas?

PF Creo que no hay un momento donde decido ser ingeniero de sistemas, es un proceso evolutivo. A la vez que empiezo a interesarme por el mundo del análisis, empiezan a cambiar mis trabajos. Participo en diseños y proyectos donde me doy cuenta que ya no se trata de mezclar sino de comprender como se comporta el sonido para poder adaptarlos a diseños cada vez más complejos.

Empiezo a entender que el análisis es una herramienta poderosa.

JZ: Me resulta algo de admirar Pepe como con 42 años entras en la universidad y te sacas la ingeniería en Telecomunicaciones rama Sistemas Audiovisuales, un claro ejemplo de sacrificio y aquello que dicen de “ querer es poder”

 PF Posiblemente una de las decisiones más importantes. Creo que fue en el momento adecuado, necesitaba otros estímulos si quería seguir avanzando. La formación académica me permitió llevar a mi trabajo técnicas y conocimientos nuevos que complementaban 20 años de experiencia profesional.

Los ingenieros son importantes en nuestro sector, sin ellos no habría consolas, procesadores, micrófonos, etc. No tendríamos herramientas.

Querer es poder, nunca mejor dicho. Pero no lo hubiera podido hacer sin la ayuda y paciencia de mi mujer Peggy. Durante el segundo año de carrera nació nuestra hija Rita.

JZ: La especialización en sistemas es algo de lo cual hace relativamente hace poco, apenas se tenía conocimiento , parece que en la actualidad es algo prácticamente vital a la hora de los diseños de equipos y sistemas de audio complejos .

PF: Éste es un campo joven dentro de un sector joven como el del audio profesional para refuerzo sonoro.

El sonido es un fenómeno que involucra la propagación de ondas sonoras y se transmite a través de un medio elástico, en nuestro caso el aire, y se relaciona en base a leyes físicas. Quieras o no quieras, una vez la señal eléctrica sale de nuestra consola de audio y se convierte en una onda de presión, ésta va a relacionarse con el entorno y con los otros altavoces que forman tu sistema en base a su nivel y fase relativa.

Es así de simple, si quieres que tu resultado final se parezca al que sale de la consola deberás diseñar y optimizar. 1+1 en audio directo puede ser cualquier valor entre menos infinito y 2

JZ: ¿Cuales son los errores comunes que encuentras en la asimilación de los conceptos que enseñas a los diversos profesionales? ¿Es la fase algo tan difícil de ver y asimilar?

PF: El trazo de fase, desde el punto de vista de un analizador, no es más que el cálculo del ángulo de la función de transferencia y nos aporta información de las diferencias de tiempo y distorsión de fase entre los altavoces. La combinación de señales es lineal y por lo tanto, plenamente predecible. La mayor dificultad en los alumnos posiblemente es entender la visualización del trazo de fase cuando ésta se ve degradada por el entorno.

JZ: Supongo que debe ser de gran satisfacción el hecho de poder contribuir en la formación de los profesionales,  en un sector algo “sectario” donde muchos de los profesionales se mantienen en total “secretismo” informativo…

PF: Soy de una generación donde casi nadie compartía la información y la información era escasa. No compartir el conocimiento siempre me pareció un acto defensivo ante el miedo a  que otro supiera más que tú.

Sin transmisión de conocimientos, el ser humano seguiría habitando cuevas y pintando en una pared. Me siento un privilegiado por hacer lo que hago.

JZ: Quienes han sido tus mentores / ingenieros referentes, que han dado otra dimensión al mundo de los actuales diseños de sistemas de audio?

PF: Imagino, que como todos aquellos interesados en el sistema, me vi influenciado por Bob (God) McCarthy y su libro verde. Pero con quien más he aprendido, debatido, pensado y discutido sobre este tema es con Mauricio Ramírez (Magu).

En un aspecto más académico he seguido siempre a Xavier Serra (Universitat Pompeu Fabra), Julius O. Smith III (CCRMA, Stanford), Germán Ramos (Universitat Politècnica de València) y Angelo Farina (Universidad De Parma)

Pero casi siempre he aprendido algo de todos aquellos que me han acompañado durante este camino.

JZ: Hace unos años , Bob Mc McCarthy me comentaba que se pasaba más tiempo solucionando los problemas físicos como errores en los cableados (polaridad) o de los altavoces que en las mediciones/predicciones. ¿Sueles encontrarte con dichos problemas?

 PF: Así es. La mayoría de problemas surgen por un mal mantenimiento de los equipos. El analizador es una herramienta fantástica para detectarlos.

JZ: Debe de resultar muchas veces complicado el explicar y hacer entender algo lo cual no es “visible” o “audible” por parte del cliente…

 PF: Se calcula que aproximadamente un tercio de las neuronas en nuestro cerebro se dedican a la información visual, es el sentido más determinante. Por eso de la importancia de la imagen. Es decir, no acostumbro a perder demasiado tiempo intentando explicar a alguien que no quiera entender. También creo que al cliente final no hay que atosigarlo con conceptos técnicos, hay que entregarle un trabajo serio y profesional. Es la mejor manera de contestar.

JZ: Muchas veces son un par de cambios físicos de posicionamiento lo que nos podría solucionar muchas cosas…mover el micro ante un filtro peine evitando algunas reflexiones. Mover el ángulo de las cajas etc…soluciones físicas que a veces se olvidan..

PF: Así es, muy pronto descubrí que cuanto mejor estaba diseñado el sistema y mejor estaba ajustado más fácil me iba a resultar mezclar.

JZ: ¿Democracia global o perfección puntual ( punto de cobertura centrado)en los arreglos de sistemas? A pesar de que sabemos de que esta no existe…(democracia). ¿Cual es tu prioridad en el arreglo global de un sistema?

PF: Democracia, por supuesto. Lo más fácil para un ingeniero o técnico de sistemas es ajustar todo en un mismo lugar. Pero eso, desde mi punto de vista, es un error. De qué sirve tenerlo todo perfecto en un lugar si el resto de la audiencia no va a escuchar lo mismo.

Nuestro trabajo no consiste en que suene bien, esa es tarea del músico y el operador de mesa. Nuestro trabajo consiste en que todo el mundo, independientemente de donde esté ubicado, reciba la misma información.

JZ:¿No crees que en la actualidad ya no existe tal diferencia entre fabricantes? Ya que la tecnología se ha democratizado estando los diseños al alcance de casi tod@s. Ya casi cualquier fabricante dispone en la actualidad de un buen y decente sistema de altavoces.  ¿Qué opinas de toda esta “ marquitis”?

PF: Hay marcas, que después de muchos años de desarrollo e investigación han conseguido tener un status y bien merecido. Pero como bien dices, las diferencias entre fabricantes se han reducido. Los fabricantes viven bajo la dictadura del rider y la “marquitis”.

Cuando uno desarrolla un algoritmo de codificación, para contrastar la calidad del mismo, se realizan escuchas subjetivas a ciegas, es decir, se escuchan varios  algoritmos de codificación conjuntamente con la señal no codificada. Una vez repetido varias veces el proceso, el sujeto clasifica cada uno de ellos en base a su percepción. Algo así deberíamos hacer con los equipos de sonido, creo que nos íbamos a llevar sorpresas interesantes.

JZ: Cada fabricante dice que su equipo es el mejor.._:)Estamos ante un mercado muy competitivo .¿Cómo crees que los profesionales deben juzgar de modo pragmático los actuales sistemas de audio? ¿y que consideras importante respecto a lo que deben saber los futuros ingenieros para que no les “vendan la moto” con los equipos?

PF: No me gustaría estar en la piel de los fabricantes de equipos. Hay mucho trabajo de investigación y desarrollo para comercializar un producto y la competencia es atroz.

Creo que el papel de los técnicos es juzgar con objetividad. Hay otros factores, además de la calidad de sonido a tener en cuenta, como su precio, prestaciones, facilidad de montaje, rentabilidad, tamaño, etc. El error común es compararlo todo con las gamas top de las grandes marcas.

Los fabricantes desarrollan sus productos en diferentes rangos de calidades, para adaptar el precio de su producto a diferentes entornos de mercado.

JZ: No te quiero comprometer, pero ¿cuales crees que son los “colosos” de equipos de la actualidad, tanto por la calidad de sonido como innovación y desarrollo?

PF: No me gusta hablar de las marcas, me gusta más hablar de la física del audio, y éste afecta a todas por igual.

Estamos en un momento interesante, el aumento de la capacidad de procesado lo está evolucionando todo muy rápido, después de varios años de estancamiento.

Parece que en los sistemas de Line Array se establecen 2 caminos. Uno seguir con el concepto de Line Array clásico, donde la directividad depende de la longitud y articulación mecánica y modificar su respuesta a través de procesado por altavoz.

Otro, conseguir la directividad puramente por técnicas de procesamiento discreto y amplificación independiente de todos los transductores que componen un altavoz. Lo cual permite con un mismo tipo de montaje definir diferentes espacios de cobertura.

Pero en ambos casos, la clave es la corrección a través del DSP. Este es un interesante campo de investigación.

JZ: Todo esto es algo ciertamente curioso, ya que podemos encontrarnos con altavoces con baja distorsión, bajo ruido y una frecuencia en respuesta plana , lo cual parecería como algo “ idílico” pero estos luego no suentan tan agradables como otros, con unos peores parámetros.

PF: Lo interesante del mundo del audio es que no todos percibimos igual. Aunque cada vez empezamos a tener más estudiada la cognición audiovisual en el ser humano, el estudio de cómo percibimos e integramos el sonido sigue estando menos desarrollado que el estudio de la vista.

Un analizador nos ayuda a tomar decisiones, pero nunca nos va a dar información de cómo percibimos.

JZ: Resulta increíble, como Harry Olson en los 40´s y con unos escasos medios de predicción salvo las puras matemáticas se valió para ofrecernos muchos de los actuales principios de los Line Array…

PF: Las matemáticas surgieron para resolver problemas humanos, son la base de todo.

JZ: Supongo que muchas veces algunos ingenieros de mezcla no llegan a relacionar que las exageraciones que tienen que aplicar en la ecualización vienen determinadas debido a un mal ajuste del sistema de audio o una deficiencia en el diseño, dejando de lado la acústica del recinto y alguno otros factores..

 PF: Creo que todos hemos sufrido esa situación, intentar corregir fenómenos que se producen en el entorno acústico, por diferencias temporales, ecualizando una señal eléctrica. Es como intentar clavar un clavo con un bisturí.

JZ: ¿Qué valoras de un equipo? ¿Calidad de sonido de sus altavoces, su calidad de construcción/tecnología, control…?

PF: Además de la calidad tímbrica, valoro la tecnología, innovación y desarrollo.

R

JZ: Podrías contarnos un poco a cerca del analizador RITA? Como se comporta este y que diferencias exclusivas posee este respecto a otros analizadores? ¿Fue quizás debido a las carencias que encontrabas en otros analizadores, lo que te incitó a crear tu propio analizador?

PF: RiTA nace como una idea didáctica. Mientras escribía el libro, no tenía demasiado tiempo para hacer mediciones, por lo que empecé a construirme un procesador y un analizador para mostrar los efectos de la combinación de señales y poder añadir las capturas de los gráficos al libro.

Más tarde descubrí la técnica de Angelo Farina, el uso del sweep exponencial y la convolución con su inversa para obtener la respuesta al impulso. Ese fue el gran cambio, además de una herramienta docente, tenía un analizador que permite analizar casi sin ruido, procesar la medición y predecir el resultado de la suma antes de que ésta ocurra. Esa es la gran diferencia.

El analizador también permite medir de manera convencional usando un ruido rosa como señal de test para obtener la función de transferencia. Creo que acabé construyéndome el analizador que siempre quise tener.

JZ: Resulta algo bastante curioso que nadie antes desarrollase un programa similar, que evita el estar continuamente emitiendo ruido para realizar las mediciones no? ¿Cómo te planteas dicha idea? Fue quizás antes las limitaciones que te encontrabas insitu?

PF: Desconozco si existen otros analizadores así, como te comento anteriormente, acabé diseñando el analizador a mi manera de trabajar.

Gran parte del proceso de ajuste consiste en calcular delays, filtrar, aplicar correcciones APF, etc. Todo este tipo de procesado es lineal e invariante en el tiempo, por lo tanto, no es necesario medirlo, puede ser conocido de antemano.

Y de esta observación surge la idea. Si podemos procesar de manera virtual solo necesitamos conocer la función de transferencia de los altavoces que queramos combinar. Obtener la respuesta al impulso usando un sweep permite reducir la fatiga acústica y la necesidad de estar generando ruido rosa continuamente.

Actualmente nos encontramos trabajando en la versión 3.0 donde esperamos incorporar novedades interesantes.

JZ: ¿Que es submapp y que funciones podemos encontrar en este? ¿Es este complementario a RiTa?

PF: Submap es un software de predicción 2D. También nace con la idea de que sea una herramienta que me ayude en los seminarios a explicar cosas.

Submap permite predecir la respuesta de cualquier altavoz, siempre y cuando tengamos sus respuestas al impulso en el eje horizontal y vertical. Además, permite colocar micrófonos de medición y por lo tanto, obtener la respuesta de magnitud y fase del arreglo diseñado. Esta capacidad permite exportar los datos a RiTA y realizar el ajuste de manera virtual y visualizar los cambios que el ajuste produce en la respuesta del sistema. Otro concepto novedoso es que el ajuste del sistema se puede auralizar.

Queda aún mucho trabajo de desarrollo pero la nueva versión incorporará más funcionalidades.

JZ: ¿Te has inspirado o basado en otros programas a la hora de diseñar ambos programas?

PF: Supongo que de manera inconsciente me he inspirado o basado en todos los programas que he utilizado.

JZ: ¿Qué nos cuentas de tu libro configuración y ajustes de sistemas de sonido? ¿Qué te llevo a escribir este?

Acabé escribiendo el libro gracias a la tozudez de Alberto G. Digón coautor del libro. Me propuso una idea interesante, él es profesor de ciclo formativo de grado superior, unir la experiencia profesional con la formación reglada. Buscábamos un libro que sirviera tanto a los profesores de ciclo como a los alumnos y a los profesionales interesados en profundizar sobre el diseño y la optimización.

Creo que hicimos un buen esfuerzo en ordenar nuestras ideas y conceptos e intentar transmitirlos de la manera más didáctica posible.

JZ: Ahora parece que todas las empresas de España han añadido la terminología “pro” conjuntamente al nombre de empresa…¿crees que justifica ello la calidad de los servicios? ¿Cómo ves el nivel de España respecto a otros países en cuanto a profesionalidad tanto con las empresas de sonido como las que defienden o  distribuyen alguna marca?

PF: Como en todos los lugares, hay de todo. Creo que el nivel es bueno. Además la gente joven sale infinitamente más formada que lo estábamos los de mi generación a su misma edad.

Las empresas, como comento anteriormente, se mueven en un mercado muy competitivo y no voy a ser yo quien les diga lo que tienen que hacer. Respeto mucho a la gente que invierte su dinero en sistemas de sonido. No obstante, dicho esto, no creo que competir por ser el más económico sea el camino. Eso siempre va en contra de las condiciones laborales de los profesionales e implica prestar servicios de menor calidad.

También habría que hacer notar que, a veces, son los propios clientes finales, administraciones, promotores, etc.  los que condicionan los bajos precios.

JZ: Nos hemos pasado años colgando L/R y subs a pie de escenarios con unos típicos arreglos los cuales han llevado años basándose en lo mismo… Ahora es tiempo de tecnología DSP ofreciéndonos infinitas posibilidades en los diseños. ¿Cual es tu personal acercamiento en todo ello?

Siempre he creído que la tecnología debe servir para potenciar el espectáculo. Desde mi punto de vista, el diseño debe cumplir dos objetivos, adaptarse al entorno acústico y reforzar la interpretación artística. Por lo tanto, a mayor capacidad más posibilidades de hacer cosas distintas.

No es lo mismo hacer una obra de teatro dramática, una comedia, un musical, un concierto, un festival o un evento y por lo tanto, no creo que se deban sonorizar todos de la misma manera.

No quiero decir que no debamos usar una configuración L/R sino que no necesariamente tenemos que hacer siempre lo mismo.

JZ: Sonido envolvente, altavoces con arreglos respecto posicionamiento físico etc..etc.. pero todo eso ya lo hizo Owsley Stanley con el diseño Wall of sound the Grateful Dead en el 1974,  con mucha menos tecnología que la que existe en la actualidad y sin ser un fabricante de sistemas de altavoces!!…algunos avalan dicho sistema como quizás el principio de la perfección, al disponer de un complejo arreglo de altavoces acorde el posicionamiento de la fuente emisora así como unos dedicados altavoces para cada uno de los instrumentos..

PF: Llevo tiempo pensando y trabajando en ello. La tecnología actual nos permite hacer cosas impensables hace algunos años.

Desde que realicé mi primer diseño perceptual, decorrelacionando señales, forzando la localización de fuente e intentando integrar multi-sensorialmente ya no hubo vuelta atrás. Mi experiencia me dice que me suena mejor.

Parece que aún con las dificultades de llevar al evento masivo técnicas 3D, los fabricantes empiezan a apostar por ello. Wave Field Synthesis (WFS), Vector Basis Ampltude Panning (VBAP) o Ambisonics son técnicas que podemos empezar a implementar en nuestros trabajos.

La idea es simple, en la naturaleza las señales son, habitualmente, decorrelacionadas y por lo tanto no se ven afectadas por la interferencia destructiva. Sin interferencia es más fácil crear percepción y posicionar la fuente sonora allí donde se produce.

JZ: Llevas años dedicado a la docencia y viajando por casi todos los países de Latino America, enseñando y reciclando a los profesionales. ¿Cómo ves el mundo de los nuevos profesionales que están surgiendo? ¿No crees que quizás estos tienen una mayor preparación que nosotros hace 20 años, pero quizás algunos de los básicos conceptos, siguen costando de hacer llegar? ¿O por lo contrario estos aprenden digieren y asimilan todo de manera mucho más rápida y eficaz?

Como he comentado anteriormente las nuevas generaciones empiezan mucho más preparados que los de mi generación. Como en todo oficio hay una parte de experiencia que se debe adquirir con el tiempo.

Son gente mucho más habituada a la tecnología, nacieron con ella, y además, creo, tienen menos prejuicios y malos hábitos adquiridos.

JZ: Sistemas digitales/latencia inherente…¿qué opinas de este “handicap” en los actuales sistemas?

Digital significa latencia. La clave está en controlarla, minimizarla. No es lo mismo asumir latencia en un sistema de line array con corrección FIR que en un monitor de escenario. Algunos estudios dicen que los músicos empiezan a notarla entre los 6 y los 9 ms.

Todo lo que hacemos hoy en el mundo digital sería imposible en el mundo analógico, sólo hay que mirar el teléfono que llevamos en el bolsillo.

JZ: Creo que hay que olvidarse de que el ajuste perfecto no existe, son demasiados los factores los cuales influyen en todo ello ..

Hace mucho tiempo me dijeron esta frase: “A veces hay quitarle algo a Paul para dárselo a John”, tardé un tiempo en comprenderlo.

El ajuste y el diseño es una cuestión de prioridades, decidir si el beneficio que se consigue es mejor que lo que se pierde para un evento dado. Siempre intentando que el beneficio sea para la mayor parte de la audiencia.

Si algo me ha enseñado ajustar y diseñar es que nada es perfecto, un beneficio siempre va en contra de otro

JZ: Etapa en educasound, nueva etapa en Global Audio Solutions, en que se basa esta nueva etapa Pepe,  y a que se va a dedicar esta nuevo proyecto formativo?

Educasound nació casi como un hobby, conjuntamente con Nico Suarez empezamos a preparar temarios que creíamos que podían ser interesantes. El feedback que fuimos recibiendo de los participantes fue tan positivo que decidimos apostar por ello. Creo que Educasound fue una historia de éxito, casi sin proponérnoslo.

Pero como todo proyecto, después de un tiempo debe reinventarse, reciclarse. Global Audio Solutions sigue con la misma idea formativa pero añadiendo más profesionales al equipo docente y, por lo tanto, añadiendo más oferta formativa.

También se incorporan al proyecto programadores que se encargarán de terminar los software que tenemos en desarrollo y desarrollar de nuevos. Estamos en un momento de cambios y queremos ser parte activa de este proceso.

JZ:¿Que opinas respecto uno de los comunes conflictos donde algunos técnicos de mezcla quieren modificar los puntos de cortes y otros parámetros, los cuales fueron definidos por los mismos fabricantes así como sus ingenieros, entrando algunas veces en conflicto con la empresa de ofrece los servicios de los equipos?

PF: Cuando un fabricante define los parámetros de sus altavoces lo hace en base a muchos más datos que los que podemos tener los técnicos de sonido cuando llegamos a un show. Es decir, esos cálculos los han hecho después de sopesar muchos pros y contras, realizar pruebas, e investigar hasta desarrollar el producto final. Por lo tanto, esos parámetros no se deberían modificar, es más, hoy en día la mayoría de pressets de fábrica vienen cerrados para evitar el mal uso.

Otra cosa distinta son el diseño, los ajustes y los cambios que se realizan para integrar los distintos altavoces que conforman el sistema de sonido. En este punto lo más saludable es usar el sentido común. Es decir, si el sistema que te encuentras está mal diseñado o mal ajustado hay dos opciones, enfadarte o ser pro-positivo y solucionarlo.

Para un responsable del equipo de sonido mi mayor consejo sería que comparta toda la información del diseño y de porqué se realiza con todos los operadores que van a trabajar en él. Cuanta más información tengan todos los interesados antes del show mejor. La línea roja siempre está en el mal uso.

JZ: Todo estas predicciones y mediciones visuales están muy bien Pepe, pero realmente pienso que siguen siendo la valiosa herramienta que son nuestros oídos como veredicto final de todo lo que se hace. Es sonido, no imágenes visuales con lo que trabajamos. A pesar de que podamos ver unas perfectas gráficas en los analizadores, ¿qué opinas de todo ello?

Los software de predicción y análisis son herramientas valiosas que nos ayudan a tomar decisiones en base a los datos obtenidos. Es mucho más fácil hacer el trabajo previo ahora que antes, pero hemos de ser conscientes que lo que recibe la cápsula de un micrófono de medición no es la respuesta que integramos en nuestro cerebro.

La decisión final siempre la debemos tomar en base a lo que escuchamos, no obstante, estas herramientas nos ayudan a visualizar lo que no podemos oír o predecir, la fase relativa y la interferencia destructiva.

JZ: Sonido inverso, proyecciones controladas de SPL, sonido envolvente etc… ¿Hacia donde crees que vamos en un futuro no muy lejano con los sistemas de audio?

Como he comentado anteriormente, estamos en un momento de cambio. Yo apostaría por los diseños inmersivos y perceptuales y la corrección FIR. Y muchos otros que espero estén por llegar.

JZ: Ha sido todo un placer Pepe el haber compartido con todos nosotros tu visión y conocimiento en el sector.

Igualmente Julián, es muy gratificante seguir reencontrándonos después de tantos años y seguir compartiendo la misma  ilusión por el audio.

Saludos

2 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.