Entrevista a Albertus Navarro por Julián Zafra

0
732

Albertus Navarro es todo un veterano en el mundo de las sonorizaciones en directo. En sus tres décadas en la profesión, ha trabajado tanto en el mundo del sonido en vivo, como en el estudio de grabación, con bandas como Los Rebeldes o Los Mojinos Escozios. De la misma manera ha vivido de primera mano todos los cambios que ha sufrido la industria y los sistemas de audio en los últimos tiempos. Albertus nos cuenta todo esto y más en su particular acercamiento sobre todo ello.  

JZ: Alberto, donde comienza tu andadura en esto del audio?

AN: Hola. Desde niño he sido melómano y me ha interesado todo lo relacionado con la Alta Fidelidad.

JZ: Realizaste algún tipo de estudios relacionados con el sonido, o por lo contrario se podría decir que fuiste prácticamente autodidacta en ello?

AN: Mitad y mitad. Mi base fué estudiar Formación Profesional Electrónica, entiendes la física de los aparatos y las matemáticas. Luego un Curso de Sonido en Centro de la Imagen, que no acabé porque ya estaba trabajando en una orquesta. Y posteriormente otro curso de la Universidad de Valencia para buscar un título. Las nociones son importantes, pero la práctica es indispensable.

JZ: Quienes fueron tus mentores? Cual era por aquella época la manera de aprender en el mundo de los directos?

AN: Dura y difícil. Los técnicos viejos pasaban de tí pero los jóvenes siempre ayudaban. Guardo un gran recuerdo de mis admirados Jaume Sitges, Alex Rocasolano, Xevi Sans, Pedri Gonzalez, Jaime Stinus …

La única manera de aprender era y es atreverse a hacer cosas, aunque no sepas.

JZ: Que hay respecto al estudio de grabación? Como aprendiste en este otro mundo paralelo al de el sonido en vivo?

AN: Cuando empecé a trabajar con Los Rebeldes me ví rodeado de infinidad de aparatos y aprendí a grabar y a producir el sonido, tanto técnica como artísticamente.

JZ: Comenzaste quizás, en la época más dura, donde los sistemas de sonido pesaban muchos kilos y se hacían muchas horas en cada bolo. ¿Qué recuerdas de aquella no tan lejana época?

Eran tiempos duros, de gran compañerismo e infinidad de situaciones increíbles. Las dejo para los encuentros entre técnicos viejos contando batallitas. Pero reconozco que sigue siendo duro montar equipos.

JZ: Llega el 2000 y comienza la transición a los equipos digitales, ¿cómo viviste dicha “transición”? ¿tardaste en subirte a dicho cambio o por de el contrario al principio fuiste de los que guardaban cierto de escepticismo en todo ello?

AN: Era incrédulo pero el auge del PC y el ver que los luceros ya llevaban años digitalizados me hizo ver que era el progreso, nos guste o no. Manejo sin problemas casi todos los mezcladores digitales y si alguno, de calidad, no lo conozco, lo acepto para aprender. Y sigo disfrutando con los pocos analógicos que veo, claro.

JZ: ¿Qu opinas de los actuales sistemas (line array/mezcladores digitales) respecto a los antiguos sistemas de audio estacados y los mezcladores analógicos´? ¿qué destacarías de cada uno de ellos. (aspectos negativos/positivos de cada uno de estos)?.

AN: El line-array ofrece, sin dudarlo, la mejor distribución del sonido en grandes espacios, era la evolución lógica. Los viejos sistemas también funcionan, pero para eventos diferentes, sea una sala determinada o una rave quizás, pero no son útiles comercialmente, el tiempo ha envejecido todo.

JZ: Cuales han sido las bandas con las que has trabajado como técnico de sonido FOH?

AN: Innumerables, por las salas donde he trabajado, se acuerdan más los músicos de mí que yo de ellos, me disculpo. Pero tengo que decir que he trabajado más para los mánagers que para los músicos. Con los músicos hay complicidad, entendimiento y paciencia, pero el mánager paga. Y yo era y soy buen amigo de mis mánagers.

JZ: Que separa a un buen técnico de sonido de uno malo?

AN: Soy corporativista y siempre defiendo al técnico; que lo decida el público.

Creo que el buen técnico es el que da al público lo que quiere con el máximo interés.

JZ: ¿Con cuales de los actuales mezcladores digitales te encuentras cómodo y con cuales quizás no tanto?

AN: Dentro de la gama alta, Digico, muy frecuente, suena perfecta, regular ergonomía, y pobre visibilidad, aparte de no ser compatibles las memorias entre sus muchos modelos. Yamaha ha creado un estándar sencillo, buenos previos y gran visión de lo que haces, solo depende de lo que gastes. Midas es el oro del sonido, las mesas pequeñas son liosas, mejor las poderosas, claro, ecualizas menos y suena sola. Soundcraft tiene buenas mesas también, quizás agobian tantos botones y tantos colores. Y dejo para el final mi favorita, Avid Venue SC 48, y la Live, su hermana mayor , lo mejor para mi.

Todas las demás están bien para un acto de mediano nivel, cada cosa en su sitio.

JZ: ¿Cómo ves los diferentes softwares en las actuales plataformas digitales, donde cada fabricante tiene su propio desarrollo, eso en la época de el analógico no ocurría así no?

AN: La gente se ha estandarizado bastante, el PC puso miles de programas a los músicos, pero casi todo el mundo trabaja con Pro Tools o fabrican con Fruity Loops o Reason. Los jóvenes marcan el camino. Yo siempre fiel a Nuendo, de Steinberg de toda la vida.

JZ: Dispones de tu propio estudio de grabación? O sueles trabajar como freelancer?

AN: Lo tuve durante lustros, pero ya no me interesa la grabación …, de otros.

JZ: Supongo que en esta profesión artística, habrás pasado épocas en las que has tenido que realizar “ malabares” para sobrevivir en esta…no es así Alberto?

AN: Sé que soy un privilegiado por vivir de lo que me gusta, y dependo de generar confianza en los músicos, managers, espectadores. Tu trabajo es bueno cuando eres invisible también, transparente quizás.

JZ: Cuando recibes asistencia en los directos, ¿qué problemas te sueles encontrar respecto a la funcionalidad de los equipos y la manera en que estos son puestos en marcha en los diferentes emplazamientos?

AN: Lo principal es conectar con las personas, las máquinas vienen luego. Casi siempre yo ya sé lo que me voy a encontrar y no hay sorpresas. Hasta con equipos mediocres hay que salir del paso y buscarles su mejor color, las mesas, las de siempre. Mi único problema es el “repacheo”

JZ: Que destacarías entre los retos que uno se encuentra a la hora de sonorizar un concierto al aire libre respecto a uno en una sala?

AN: Curioso, nunca lo había pensado. Será porque lo tengo interiorizado.

Cambia todo y nada. La espaciosidad en los conciertos depende mucho de la eq y las reverbs y delays que lo adornen.

JZ: Eres también el técnico residente de la sala bikini, una de las salas con mejor acústica de Barcelona y quizás de todo el País, todo un lujo no es así Alberto?

AN: Hace más de veinticinco años que ya llevé grupos allí e hice muy buenos amigos. Es una de las mejores salas (medianas) del país en equipamiento y sonido (Yngwie Malmsteen dice que la mejor de Europa).

Prefiero hacer monitores, casi todos los grupos llevan técnico, y  así estoy en verdadero contacto con los músicos y el escenario.

JZ: ¿Qué recuerdas de haber grabado en uno estudio de grabación residencial como el Cortijo en San Pedro de Alcántara? 

AN: Es una experiencia extraña irte a un lugar maravilloso a grabar. Lo mejor el superpapeo que hacía la señora Rosa. Pasan dos semanas y no has hecho nada más que disfrutar de la piscina y el paisaje. Esto de retirarse a grabar es algo que depende de los estados de ánimo. Será porque estoy acostumbrado a los atascos, los nervios y prisas de la ciudad con un poco de campo ya tengo suficiente.

JZ: ¿Qué destacarías y que principales diferencias ves entre las sonorizaciones en un directo respecto a en un estudio de grabación, donde quizás el “hilo” es algo más “fino”. En que entorno disfrutas más trabajando?

El estudio tiene más trabajo porque hace algo que se oirá mil veces, el directo será efímero pero intenso, tanto por la ejecución como por la emoción que ha de transmitir. Hace poco he dejado el estudio para tener más tiempo libre o para mí.

JZ: ¿Crees que siguen habiendo grandes diferencias en la calidad de los equipos? O por lo contrario opinas que casi cualquier marca fabricante tiene ya un equipo serio y de calidad.

Manda el mercado. Hay una vanguardia buena y cara y una segunda fila que es la más común y vendida porque llega a todos los niveles.

JZ: ¿Eres de los que utiliza cuantos más plugins y efectos dispone el sistema, o por lo contrario, tu acercamiento a la hora de sonorizar es más bien minimalista?

Totalmente minimalista. Menos es más. Me quedo con el mismo compresor de hace diez años y solo para el vocal principal. Si sabes calcular los parámetros de la mesa, no necesitas plugins.

JZ: ¿Qué hay en cuanto la ecualización? ¿Sueles “retorcer” mucho los botones de esta?

No, cuanta mejor sonoridad/equipo menos ecualización.

JZ: ¿Sueles llevar ya las escenas grabadas con las bandas realizando un pre-checking de canales o por lo contrario sueles comenzar de 0 cada una de las pruebas de sonido?

Con Mojinos Escozíos soy vago, llevo un pen con la memoria de la escena hecha y hago la prueba en quince minutos, y sin los músicos. Todos tranquilos y felices.

JZ: ¿Qué cosas podrían realizar las bandas para facilitar la vida del técnico de sonido? Supongo que existen algunos “malos hábitos” los cuales se podrían corregir…o no..

Lo primero es la educación, el saludar, preguntar el nombre y después el dónde me pongo o lo que necesito.

JZ: Que metodología empleas a la hora de sonorizar? Cuales son las cosas  cosas que comienzas por verificar?

Hay que comprobar que “pete”, que el Left lo sea, que los subgraves funcionen bien y los front fields. Luego alejarte y oir lo que pierde con la distancia y corregir la ecualización, nivel o el direccionamiento del sonido.

Sonando algo que conozcas y puedas juzgar apropiadamente.

JZ:¿ Sueles trasladar la misma metodología al mezclar en el estudio de grabación al de los directos? O por lo contrario esto resulta algo complicado al ser estas situaciones físicas diferentes?

El estudio permite infinitas modificaciones, dependes de la imaginación … y el patch, pero en directo tienes que tener todo muy claro y medido. Realmente no tienen nada que ver. Es preferible especializarse, son mentalidades diferentes.

JZ: 23 años con una banda como los Mojinos Escocios…se dice pronto pero son muchos años trabajando con una misma banda, personalmente traduzco esto a que las cosas se hacen bien…

Hemos aprendido juntos y con los años conoces el medio y lo que quieres transmitir. Técnicamente son entretenidos y  los retos son precisos.

JZ: Preguntas personales:

Un micrófono: Telefunken U 47

Un preamplificador:

Un mezclador de directos: Yamaha PM 5, me hago viejo.

Un sistema de P.A: Meyer

Unos monitores de estudio: Yamaha NS 10

Un software para grabar (DAW): Nuendo

Un estudio de grabación:

Banda favorita:  Jimi Hendrix

Un compresor: Urei 1176

Una Reverb: Lexicon 480

Un Delay: TC Electronics Delay

JZ: Alberto ha sido un placer el que hayas compartido con todos nosotros tu tiempo y experiencia.

Albertus Navarro contacto/redes sociales:

https://www.facebook.com/albertus.1999?epa=SEARCH_BOX

https://es.linkedin.com/in/albertus-navarro-9ba13731