Unos cardan la lana y otros crían la fama.

2
2085

Esta frase es el pan nuestro de cada día en la sociedad actual y sobre todo de nuestro país. Detrás de la gente con renombre, dinero, poder y fama, existen otras personas que son las que trabajan en la sombra para hacer llegar a estos otros a lo más alto.

Es triste pero es así.

En el homenaje al difunto Juan Vinader, uno de los mejores técnicos que ha habido en España, eche de menos a mucha gente. Allí estaban, amigos, familiares, compañeros de la profesión, algunos artistas (no muchos) y yo grabándolo todo. Sin embargo ninguno de los artistas gordos, de los artistas de los de miles de euros por gala, de los artistas a los que Juan Vinader con su buen hacer aupó hasta la cima. Y recordemos que en España, al igual que en otros países, el artista no es perfecto, y necesita de la ayuda del técnico, que con sus herramientas y conocimientos, consigue suplir las posibles deficiencias del artista.

Me consta que en este homenaje, se invito a participar a artistas de renombre, bien asistiendo físicamente o bien enviando un vídeo que se proyectaría durante el evento. Pero sin embargo no vi ninguno de los artistas gordos, con los que compartió vida en los mismos estudios de grabación.

Hace poco también tuve la oportunidad de conocer a Antonio Morales, un clásico del sonido en España desde que comenzó su carrera en Audiofilm. Previamente a quedar con él, me metí en la página de Discogs, para ver su trayectoria como técnico. Este es su perfil

https://www.discogs.com/es/artist/1947447-Antonio-Morales-2?filter_anv=0&type=Credits

Aparece como técnico en 84 producciones, sin embargo hablando con el me comentó que estimaba que habría estado involucrado en un total de 500 producciones como técnico. Este dato me chocó, supongamos que le falla la memoria y que en vez de 500 son 400 producciones, pero si restas 400 a 84, aparece un elevado número de producciones en las cuales no aparece en la parte técnica, aunque él sí formaba parte del elenco de la misma.

Como soy muy curioso le pregunté, de dónde podía salir tal disparidad en los datos, y me comentó, que en aquella época, era habitual que el técnico de sonido, no apareciese en los créditos del disco, y que sin embargo, se asociaba la parte de la grabación de estudio al productor del mismo.

Me quede pensando un rato….. «¿se puede ser tan hijo de puta, que sin haber movido un fader en una producción, quites el nombre del técnico de la grabación para poner el tuyo, que simplemente has estado al lado diciéndole al técnico como querías que sonase?»

Pues si amiguitos. Pero eso no solo pasaba antes, me consta por primeras personas que me lo cuentan, que actualmente esto también pasa.

El problema es que tenemos un país de pandereta. Mientras otros países, ya sea yankilandia, aman a sus técnicos de sonido y nos los exportan a toda Europa como si fuesen dioses, para pagar 5000 euros por un MWTM, en España no nos damos cuenta, de que tenemos gente, dando masterclass por 100 euros, que tienen el mismo nivel o mejor. Pero claro, es que viene de los States, y el efecto «Bienvenido Mr. Marshall», lo llevamos potenciando toda la vida, con nuestras mentes pobres de que todo lo que venga de fuera de España es mejor.

Dos cosas antes de terminar:

  1. Empezamos a valorar lo que tenemos en nuestro país, que hay profesionales muy buenos.
  2. Del homenaje de Juan Vinader me quedo con una frase que no recuerdo quién la dijo: «Que sería de Julio Iglesias sin Juan Vinader»

2 Comentarios

  1. Totalmente acertado el título y esa realidad se da constantemente. El término «Productor» técnicamente está confundido con «Director de grabación» porque a efectos legales, el productor es la compañía discográfica o responsable ante cualquier reclamación de terceros. Por lo tanto, el productor es el que se cuelga las medallitas de las grabaciones y algunos con cierto renombre, son incapaces de grabar ni una mísera semicorchea.
    ¡Juan Vinader grande!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.