Entrevista a Howard Barrow

0
468

Howard Barrow fue uno de los técnicos de Pye en las decadas de los 60 y 70. Pye fue uno de los estudios más potentes de la industría inglesa, con lo cual era bastante habitual que los grandes artistas pasaran por allí. Una de las canciones que más ha vendido es el éxito de In the summertime de Mungo Jerry, fue grabada por Howard Barrow

Sin embargo Howard Barrow fue también el enlace entre España e Inglaterra, cuando Juan Celada contacto con Pye, para montar Estudios Celada. En aquellos momentos no existía gente en España que hubiesen hecho estudios independientes, ya que Celada serían los primeros, así que se tuvo que recurrir a los conocimientos de los ingleses, que iban un poco por delante de nosotros.

Enrique Rielo en su momento nos conto, que en Kirios usaban una mesa Pye. Esta mesa Pye, fue construida por la gente de mantenimiento de los estudios Pye y la trajo Howard a Estudios Celada. Posteriormente cuando Estudios Celada se trasladó de Avenida de America a Alcorcón, esta mesa viajo con ellos, y terminó estando en Kirios, cuando Kirios se convirtió en el sucesor de Estudios Celada.

Después de arrancar Estudios Celada, Howard Barrow estuvo trabajando en Hispavox junto a gente como Mike Leweling Jones, Trabuchelli o Mariní Callejo

Howard Barrow se merece una entrevista y yo he tenido el gusto de hacersela.

¿Cómo llegaste al mundo del audio?

Deje el colegio Chelmsford Tech y después de unos 6 meses me las arreglé para conseguir un trabajo haciendo un estudio situado en un sotano en Hampstead, para Saga records, que estaban especializados en el mercado del clásico y después en los City of London Studios. Mi salto se produjo cuando me incorporé a Advision en la calle Bond, aunque su negocio era audio para publicidad, tenían un torno Lyrec maravilloso. Roger Cameron y yo construimos una máquina muy reputada de corte de maquetas y masters para los independientes, fue un gran negocio en ese momento.

Posteriormente, en IBC con Sean Davies y dos tornos Lyrec. IBC se llamaba en un principio Normandy Radio y se hizo justo después de la segunda guerra mundial. El fabuloso edificio estaba justo enfrente de la BBC, en Portland place. Había muchos artistas Beatles, Lulu, etc… e ingenieros como Alan Florence, Glyn Johns…Teniamos tres multipistas, y dado que estabamos cercanos a la embajada China, tuvimos que poner una plancha de plomo encima de los multipistas para aislar sus transmisiones de radio de onda corta que interferían cuando haciamos grabaciones.

Despues fui a Pye, el jefe era Bob Auger, y los técnicos eran Ray Prickett (Petula Clark), Alan Florence (Status Quo), Brian Humphries ( Pink Floyd). Dos estudios alucinantes en Marble Arch. El estudio grande tenía una aforo para 35 músicos. Mi reputación como cortador de vinilos se incrementó con clientes habituales como Mick Jagger, Joe Meek… me aburrí de cortar vinilos y empecé como ingeniero de grabaciones

¿Qué me puedes contar de Juan Celada y Estudios Celada?

Pye tuvo una de las primeras mesas Neve, y a los clientes potenciales, se les permitía visitarnos. De ahí que Juan Celada me invitó a Madrid, para hacer un nuevo estudio.

Celada, si lo recuerdo bien, era una agencia de publicidad, no tengo ni idea de quien financió el estudio. Era un estudio enorme, del tamaño de un hangar para aviones, en un edificio casi completamente terminado e incluso afuera había sitio para construir otro edificio. Estaba compuesto de dos estudios, el grande era capaz de asumir hasta una orquesta sinfónica entera, diseñado para hacer musica para cine, había un proyector de 35mm. Ellos compraron una mesa PYE enorme y un multipistas Studer de 4 pistas. Pye hizo toda la instalación de la mesa y del cableado de audio. La instalacion del multipistas la hicimos Jean Beaudet y yo. Ademas, tuvimos que enseñarles a construir pantallas acusticas y un booth para la bateria, para separarla durante la grabación de orquestas sinfonicas, la reverberacion para pop era criminal. Junto a Jean Beaudet, un ingeniero frances de Barclay Records en París, tuvimos unos días estupendos haciendo que aquel estudio arrancase.

Me quito el sombrero con Celada, porque aparte de Hispavox era el único estudio con multipistas en la ciudad, dado que Hispavox no se alquilaba. Hispavox era un concepto diferente. Pertenecía a una familia muy rica (posiblemente aristócratas), ellos tenían su propia planta para fabricar los discos, en la parte de atrás de la finca.

Cuentame cosas de los tiempos de Hispavox y de la gente que allí conociste

Hispavox en aquella epoca, tenía licencias para productos Pye y se corrió el rumor de que yo era ex-ingeniero en Pye, tentado, me uní a ellos para trabajar con Mike Lewelling Jones, era una persona fabulosa, un ingeniero muy bueno, y hablaba un inglés inmaculado habiendo nacido en Chile y pasó por Mejico (creo que Hispavox tenía una filial en Mejico). Cuando le conocí, solo había estado en Londres una semana. Grabó todo el material de Pekenikes junto a Trabuchelli. La última vez que le vi, trabajaba para Neve.

En aquellos días, Hispavox era el EMI en España, gente maravillosa con la que trabajar, yo era conocido como el britanico loco con la Triumph TR4. En el verano, tuvimos una unidad de dos pistas y con un profesor de la universidad de Madrid, terminamos en lugares como Extremadura grabando música popular poco conocida, a veces en un cobertizo de un pueblo en mitad de ningún sitio. También tuve el honor de grabar algunas canciones con Andres Segovia, un hombre anciano brillante.

Trabuchelli era un un tipo tremendamente talentoso con el que trabajar, era un productor senior italiano.

Pepe Loeches era mi operador de magnetofón cuando yo llegué a Hispavox, él tenía mucha ambición por el rock and roll de Londres. Debido a mi conexion con Pye, conseguí una entrevista con el que en aquel momento era el manager del estudio en Pye, el resto es historia. Cuando yo volví a Pye, él ya había vuelto a España.Mike y yo soliamos compartir las funciones en las grabaciones pero principalmente yo trataba de usar nuevas técnicas en las grabaciones, donde yo probaba y veía que pasaba. Era rock sin reglas.

Tu carrera se desarrolló entre Inglaterra y España. ¿Cuales fueron las diferencias que encontrastes entre ambos paises?

El pop estaba llegando a España, los músicos profesionales eran principalmente de orquestas sinfónicas, las big bands no existían. Había un club de Jazz en Madrid donde estaba el saxofonista Pedro Iturralde y un pianista arreglista, Juan Carlos Calderón, ambos bastante talentosos.

Disfrute mucho de mis años en España (incluso con Franco aun dando vueltas).

Cuéntame algo de la grabación del tema de In the summertime

Mungo Jery, bautizado así por el productor Barry Murray a raíz del libro de T.S Eliot «Practical Cats», eran originalmente una banda del tipo Jug Band. Empezamos con el album In the summertime en el que se plasmaba los gustos de Barry, pero el tema resultó bastante corto, así que hicieron un puente y repetieron. La idea fue introducir el sonido de una moto acelerandose, no hubo librerias de sonido mejor que el día que cogimos mi Triumph TR6 que estaba fuera, le pusimos un micrófono, y le dimos gas, y simplemente lo editamos tal cual. Todavía hablo con Ray Dorset sobre esta grabación. En este año se cumple el 50 aniversario.

¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está empezando en este mundillo?

Creo que actualmente todo el material es muy plano, inyección directa que se traduce en grabaciones sin ambiente, sin cambios de fase… Los grupos deberían poner más atención a su balance interno, en lugar de relegarlo a la mezcla.

Puedes enseñar a unos monos a manejar cualquier equipo de sonido… necesitas un poco de sentido ingenieril, pero al final es todo los OIDOS.