Buen viaje Rupert

0
958

Hoy ha fallecido el padre del audio analógico. Nadie concibe actualmente el audio vintage/retro o el sonido analógico, sin que le venga a la cabeza el nombre de Rupert Neve, y creo que es algo ganado por méritos propios.

Cualquier amante del sonido analógico, ha pensado en algún momento tener algún aparato que haya pasado por la cabeza de este hombre, y no en vano se forjó un nombre con soluciones y diseños, que durante muchísimas décadas estuvieron a la vanguardia.

Creo que hablar de Neve es hablar de un sonido, de unas calidades y de un amor por la electrónica que le llevó hasta sus últimos días a ser el asesor de los ingenieros electrónicos que tomaron su relevo en su última marca: Rupert Neve Designs

Por lo general no soy muy partidario de subir obituarios a la web. Ultimamente está falleciendo mucha gente, y francamente me da mal rollo estar constantemente escribiendo acerca del fallecimiento de las diferentes personalidades. Sin embargo, sí es cierto que en algunos casos hago una excepción, ya que creo que son personas, sin las cuales el mundo del audio no estaría en el punto en el que está, y se merecen al menos unas palabras de un simple aficionado.

No quiero escribir un típico texto de cuando se muere un artista, en el cual de repente empiezan a aparecer fans suyos, cuando ni siquiera han escuchado un disco. Tampoco voy a mentir, mi sonido no es Neve, es API de toda la vida, pero creo que te gustase más o menos, Rupert se merece esta entrada, ya que como electrónico, creo que era de lo mejorcito que hemos tenido.

Hoy se ha ido Rupert, al igual que se han ido otros muchos del mundo de las ciencias, de la tecnología, de las letras. Gente que nunca debería morir, pero que por desgracia nos recuerdan que todos estamos de paso, y que la gente nos recordará por nuestros logros y por lo que hemos ayudado a que el mundo sea un poquito mejor.

Podría escribir un breve resumen de su biografía, cosa que bajo mi punto vista, no tiene mucho mérito, ya que hay un montón de webs donde puedes ver vídeos, y leer entrevistas que le han hecho. Más bien lo que quiero escribir es mi sensación agridulce de lo que es la vida.

Todos tenemos gente a la que admiramos, gente a la que queremos, gente que siempre están ahí a tu lado, hasta que dejan de estarlo. Y solamente les echamos de menos cuando ya no están. Me paso con Alain Milhaud, tenía su teléfono, me lo habían pasado, y siempre me daba cosa llamarle. Pensaba, «joder, como va a aceptar este señor una entrevista, con un tolai como yo», nunca lo intenté y un día se fue, y me quedé con la entrevista preparada, pero que nunca llegue a hacer, por miedo a que me dijera que no.

Lo mismo me pasó con Rupert, siempre pensé que semejante persona no iba a aceptar una entrevista mía, entrevista que tenía muchas ganas, entrevista muy preparada por otro lado, y entrevista de un electrónico del 2000 a un electrónico de los 60. Aunque muchos pensáis que yo me dedico al audio, mi verdadera profesión es electrónico, por avatares de la vida que un día os contare. Cuando yo empecé a estudiar electrónica, no se trabajaba con válvulas sino con transistores, los operacionales y los integrados eran todos monolíticos, nada de discretos. Yo conocía el presente de la electronica, pero no conocía el pasado, y la llave del pasado la tenía Rupert. El me podría haber explicado cómo se hacía todo antes, cómo empezó todo, cómo evolucionó la electrónica del audio. Me podría haber contado mil historias, de las que me encantan escuchar, aprender, ver que todo tiene un origen y una continuación. Y por miedo, nunca me atreví a plantearle la entrevista.

Hoy se ha ido Rupert, pero podría ser ese amigo, ese familiar, esa persona que tienes a tu lado, que te mueres por decirle algo, y que sin embargo por miedo te lo callas, y un día se va, y ya no hay más ocasión.

Quizás hoy sea un buen día.

Buen viaje Rupert, siempre nos quedaran tus diseños. Ahora eres leyenda